Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Diana Uribe ‘hace vaca’ para ingresar a la web

Diana Uribe ‘hace vaca’ para ingresar a la web

Revista Jet-set

En plena era digital, Diana Uribe lanzará su página web La casa de la historia, una compilación de sus programas de radio, mapas y documentos históricos. Para sacar adelante su ‘Dianapedia’, empezó a “hacer vaca” entre sus seguidores y amigos.
La página virtual de Diana Uribe tendrá, entre otros, la documentación de los procesos de paz en el mundo, la biografía de personajes de la historia y la transmisión de los viajes de ella en tiempo real. Foto: ©Camila Reina/14.
Por: Edición 28925/8/2014 00:00:00
La historiadora Diana Uribe trasteará a Internet gran parte de los tesoros que guarda en su mansión del barrio Teusaquillo, de Bogotá. Las grabaciones de sus 700 programas radiales, documentos, mapas y fotografías que forran las paredes de la edificación victoriana serán compilados en La casa de la historia, una plataforma virtual de conocimiento que llegará de forma gratuita a los usuarios.

Esta aventura que empezó como una idea romántica se encontró con una pared, por fortuna derribable, como la falta de recursos para llevarla a feliz término. Ante esto, Diana y sus asesores pensaron en un crowdfunding, una nueva manera de financiación colectiva para proyectos de mucho auge en el mundo, que en buen colombiano significa “hacer vaca para conseguir platica”. “A través de mi página lachevere.com, la gente puede hacer donaciones desde 20 mil pesos. Arrancamos hace poco y nos ha ido muy bien. De aquí a febrero del año entrante habremos tenido el montaje completo”.

La casa de la historia virtual fue concebida durante la serie de actividades culturales que ella desarrolló en la sala de su vivienda, que fue incluida en el inventario de inmuebles que forman parte del patrimonio arquitectónico de la capital de la República. Aquellas charlas, proyecciones de películas y videos tuvieron una acogida plausible en el gremio educativo y cultural de Bogotá hasta el punto que muchas personas de otras ciudades pidieron su descentralización. “En Medellín y Panamá me decían que abriera una Casa de la Cultura en estos lugares. Por eso pensé en expandirla, pero de manera on-line”.

Diana Uribe perfiló su nombre a nivel nacional en el año de 1997, cuando inició el periplo por la historia en la extinta emisora Radionet. Posteriormente, en 2001, se mudó a Caracol con el programa Historia del mundo que le ha dado muchos elogios, pero también críticas de algunos investigadores y académicos que no son partidarios de su lenguaje coloquial y del estilo desenfadado. Sin embargo, la narración de los hechos históricos como si estuviera en una conversación la condujeron a la publicación de varios audiolibros, entre estos La historia de las civilizaciones, desde los imperios grecorromanos hasta los persas y la llegada de los europeos al Nuevo Mundo, y La historia de las independencias, incluyendo la Revolución francesa y las que se gestaron en América.

Muy pronto lanzará al mercado la colección África, en este mismo formato, más cercano a los oradores de antaño y relatos radiales que a la literatura tradicional. “Hay que entender que la radio es uno de los medios de mayor penetración en los hogares colombianos y terminó compartiendo el mundo con la televisión, el cine, los audiolibros e Internet. Siempre ha existido el temor de que los nuevos medios destruyan a los antiguos. Cuando nació el cine muchos creyeron que el teatro iba a desaparecer, pero no”.

Para el proyecto relacionado con el continente afro, la historiadora mediática viajó cinco veces a países como Mali y Burkina Faso, donde encontró que la música, los peinados y la gastronomía estaban conectados con las tradiciones culturales de las poblaciones afrodescendientes de Colombia, desde Chocó hasta Palenque y desde Cali a Providencia. “Cuando estaba en África occidental levantaba la tapa de las bandejas del desayuno y me encontraba con tajadas de plátano y pescado frito. Al fondo se escuchaba música que sonaba a la chirimía y soca”.

Las emociones de esos viajes procura transmitirlas de manera ágil y divertida, en contravía con la vieja creencia de que la letra con sangre entra, o que la cultura debe ser un ladrillo. Sus conferencias y los programas de Caracol tienen como aderezo las canciones que recoge en sus viajes y los fragmentos de películas que están relacionadas con el tema de exposición. “La serie de México ha sido una de las más exitosas. Pero claro, no pude escapar del encanto de la ranchera y los corridos de los palenques”.

La casa de la historia, en Internet, abrirá sus puertas en febrero del próximo año. Mientras tanto, Diana sigue “haciendo vaca”.
LO MÁS VISTO