Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El carnaval de Fonseca

El carnaval de Fonseca

REVISTA JET-SET

Casi siempre, la gran fiesta barranquillera se celebra entre febrero y marzo, pero Fonseca decidió sacar sus personajes más pintorescos a mediados de año. Todo para grabar el video de la canción Entre mi vida y la tuya en Galerazamba, un municipio de Bolívar.
Fonseca armó un carnaval en Galerazamba, Bolívar, con la comparsa de son de negro, conocidos coloquialmente como Los Negritos Morisqueteros, por su exagerada gestualidad.
Por: 24/7/2015 00:00:00
El artista bogotano prendió la fiesta en Galerazamba, municipio de Bolívar, ubicado a una hora de Cartagena, donde grabó el video de su canción Entre mi vida y la tuya, el primer sencillo de su quinto álbum que lanzará el próximo 2 de octubre. Es la historia de amor de un niño y una niña mientras recorren diferentes lugares del pueblo. “Se conocen en la plaza principal y estudian juntos en la escuela, donde se enamoran. Luego se comprometen y se casan en la iglesia, tienen hijos y envejecen juntos”.
El municipio costeño se paralizó durante el día y medio que duró el rodaje. “Lo más bonito fue que todos querían participar, los que aparecen en el video son actores naturales del pueblo. Nos tocaba insistirles mucho en que no miraran a la cámara. En algún momento la gente me invitó a tomarme una cerveza en la plaza, estando allí uno de ellos me dijo: ‘Oiga, ahora invítenos usted a nosotros’. Les dije: ‘Claro, ¿cuántos son?’ y levantaron la mano más de 25. Eso estuvo buenísimo”, cuenta Fonseca riéndose.
El director de esta producción fue el cineasta Simón Brand, esposo de la presentadora Claudia Bahamón. “Él y yo somos amigos, ya habíamos hecho juntos los videos de Paraíso y Enrédame, y confío plenamente en su trabajo. Rodar es muy intenso y por eso es importante que los gustos coincidan”, agregó el artista. 
Los seguidores de Fonseca pudieron ver el detrás de cámaras de la grabación del video en Periscope, la nueva aplicación de Twitter. Para el músico, las redes sociales se han convertido en la mejor vitrina de su carrera. “En el colegio me hubiera gustado ver a artistas como Guns N’Roses, Metallica, Charlie García o al mismo Carlos Vives, grabando sus discos o en las pruebas de sonido, pero no se podía. Por eso ahora subo a las redes lo que a mí me hubiera gustado ver”.
Fonseca compuso Entre mi vida y la tuya durante una gira por El Salvador hace un par de años. “Estaba almorzando con mi banda y, de repente, de la nada, se me vino a la cabeza la melodía y la letra. Me subí corriendo al cuarto, agarré la guitarra y empecé a grabar. Es un homenaje al amor de larga duración. Yo soy de los que piensan que cuando uno logra superar varias etapas de una relación, sean buenas, regulares o malas, esta se pone mejor. Después de tantos años juntos, las dos vidas se vuelven como una sola”, dice.
La letra habla un poco de su relación con Juliana Posada, la mamá de sus dos hijos Paz y Manolo, quien nació hace tan solo 11 meses. El artista, de 35 años, es muy reservado con su vida familiar, pero deja entrever que está pasando por un muy buen momento. Vive en Miami hace tres años y eso ha disparado su carrera en el mercado norteamericano. Al cierre de esta edición, Entre mi vida y la tuya ya se ubicaba en el puesto número 11 del listado pop de Billboard.
Esta es una canción muy importante para Fonseca pues fue la primera que le mostró al colombiano Julio Reyes Copello, el productor de este nuevo álbum, quien ha trabajado con Jennifer López, Marc Anthony y Chayanne, entre otros más. “Apenas la oyó, me dijo que le sonaba como a las grandes orquestas de Pacho Galán o Lucho Bermúdez”. En esta producción musical, que grabaron en Miami bajo el sello de Sony Music, el artista sigue explorando diferentes géneros musicales. “Hicimos una ranchera que se titula Ya no me faltas que es la mandada a la m… más fuerte que he oído. También grabamos una salsa con una orquesta neoyorquina. Hay otra parte roquera y la de acordeón, que es lo mío”. 
En el disco también hay un tema en el que sienta su posición sobre el proceso de paz en Colombia, que se titula Puede ser. Él cree firmemente en los diálogos del Gobierno con los guerrilleros de las Farc e insiste en que, para que en este país haya paz, primero hay que perdonar.
LO MÁS VISTO