Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Deepak Chopra e Ismael Cala ponen a América Latina a meditar

Deepak Chopra e Ismael Cala ponen a América Latina a meditar

REVISTA JET-SET

El llamado “poeta-profeta de la medicina alternativa” y el presentador estrella del canal CNN se unieron para hacer ciclos de meditación por internet. Los guías espirituales y motivacionales lanzarán en octubre el tercer desafío de 21 días, Relaciones milagrosas, y esperan hacerlo en Colombia.
Deepak Chopra e Ismael Cala lanzaron los dos primeros retos de meditación de 21 días en Miami. El tercero se presentará al resto del mundo en octubre, desde Colombia.
Por: 13/8/2015 00:00:00
Deepak Chopra e Ismael Cala se conocieron en junio de 2014 en Valencia, Venezuela, mientras eran invitados especiales de la IV Cumbre del Éxito. Luego de que más de 4 mil personas los escucharon en sus conferencias sobre crecimiento espiritual y liderazgo, Cala aprovechó el encuentro para declararle a Chopra su deseo de traducir al español los ciclos de meditación on-line que él había iniciado un año atrás con Oprah Winfrey. El maestro de India aceptó la propuesta, luego de reconocer que los 85 libros que ha publicado se han vendido más en español que en inglés.
Sus equipos del Centro Chopra para el Bienestar y Cala Enterprises crearon la plataforma digital, para llegar gratuitamente a cientos de personas al mismo tiempo. Solo cinco meses después, en noviembre de 2014, empezaron por el primer Reto de meditación de 21 días: creando abundancia, al que se inscribieron más de 350.000 personas de todo el mundo. El 21 de mayo de 2015 lanzaron el segundo: Salud perfecta. 
Quienes se conectaron a www.IsmaelCala.com/meditacion fueron guiados, con la voz pausada y profunda del cubano, en prácticas para expandir la vitalidad, restaurar el equilibrio natural del cuerpo, y aprender a liberar y manejar el estrés. 
En la página, Chopra invita a tomar una posición cómoda, a poner las manos sobre el regazo y a cerrar los ojos. Después aconseja observar la respiración, relajarse y repetir mentalmente el mantra, “Om bhavam namah”, que quiere decir: “Soy existencia absoluta, soy el campo de todas las posibilidades”. 
La visión del periodismo del presentador estrella de CNN en Español, quien ha recorrido Latinoamérica y el Caribe entrevistando a sus líderes políticos, además de recibir en los estudios del canal en Miami a grandes personalidades del espectáculo y el arte, cambió desde que conoció a Deepak Chopra. Las enseñanzas que recibió a través de sus libros Las siete leyes espirituales del éxito, Supercerebro, El alma del liderazgo y ¿De qué tienes hambre?, se transformaron en una relación permanente de maestro y discípulo. 
¿Cómo define a Chopra? –Es un hombre que respira y exuda paz y tranquilidad. Tiene un despertar de conciencia muy elevado. Además de conocer la ciencia, porque también es médico de medicina occidental, entendió que no basta la pastilla y el químico para sanar a las personas. Para él hay un componente emocional muy importante que falta: tratar primero el alma. 
¿Cuánto dura la meditación en línea que ustedes proponen? –Son 20 minutos de meditación guiada cada día. Luego siguen 10 minutos de música, en los que uno toma el control de su mente repitiéndose un mantra. Lo que hacemos es darle a un público que aún no está familiarizado con la inmersión personal, la posibilidad de hacerlo con un maestro.
¿Por qué son 21 días? –Muchos expertos en comportamiento humano han validado que ese es el tiempo que nuestro cerebro necesita para modificar un hábito y crear uno nuevo. 
¿Cómo ha vivido ese proceso? –No soy solo un socio de Deepak en este emprendimiento, soy su seguidor y discípulo. Hay un mensaje suyo que trato de aplicar todos los días: cuando se practica la teoría de no juzgar, es más fácil entender que cada ser humano hace lo mejor posible de acuerdo con su nivel de despertar de conciencia. Aprendí a frustrarme menos con lo que espero de los demás.
¿Cuál fue su inicio en la meditación y la búsqueda espiritual? –A mí me llegó por desesperación y no por inspiración. En esto soy muy honesto y hoy comparto mi historia con mucha transparencia. Hace cinco años lo ocultaba y hasta tenía cierto tipo de vergüenza o lástima por mi vida. Nos tocó a mí y a mi familia enfrentar el tema de los suicidios y la esquizofrenia de mi papá y mi hermano. Entendí que para liberarme de mi propio pasado tenía que romper con esto. Me empoderé usando mi historia, en lugar de sentirme una víctima. 
¿Cómo ha influido esta vida nueva en el periodismo que hace? –Hago más humanismo que periodismo. Con mis entrevistas busco explorar lo mejor del ser humano, no lo peor. Gracias a la flexibilidad de los ejecutivos de CNN, he podido transitar cinco años en mi programa y hacerlo mi misión: impactar la vida de la gente hacia lo positivo. Aunque de vez en cuando nos toca tratar un tema noticioso, evitamos el amarillismo y ser portadores de lo tóxico. Lo mostramos, aunque también proponemos qué debemos hacer como sociedad para ser mejores. 
¿Cómo es su relación con la trascendencia?, ¿cuál es su credo? –Desde que cedí el control de querer saberlo todo, hay cosas para las que no tengo una respuesta definitiva. Siento que tenemos alma, pero para saber dónde habita fuera del cuerpo tendré que esperar a morirme. Sé que hay una inteligencia cósmica, una fuerza superior a la que se puede llamar “Dios”, “conciencia colectiva” o “inteligencia divina”. Soy católico, pero me abrí para entender que las religiones y los dogmas representan culturas y geografías diferentes de un mismo planeta.
¿Cuál es su estado de ánimo actual? –Estoy viviendo un momento de complicidad superior. Eso solo se puede lograr cuando sientes mucha pasión por dentro y un propósito de vida. Quiero ayudar a la gente. Es el inicio de un largo camino porque no creo en las cimas, creo en las cordilleras infinitas como escalones. La muerte me sorprenderá tratando de aprender algo nuevo. Tengo 45 años y me preparo para vivir más de 136 con el favor de Dios. 
¿Está viviendo una relación milagrosa? –Hace más de cuatro años estoy feliz en pareja. Tengo armonía, luz, paz y tranquilidad. Además, comparto la vida con el círculo de mis cómplices: mi equipo de CNN para el programa, y los 12 líderes que forman mi empresa.

LO MÁS VISTO