Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Dave Salmoni de Discovery  a la jungla bogotana

Dave Salmoni de Discovery a la jungla bogotana

Revista Jet-set

No trabaja en un circo, pero doma a los animales más feroces, como tigres de bengala y leones. Durante su paso por Colombia, promocionó su programa Islas mortales, de Discovery Channel, y habló de las veces que ha estado cerca de la muerte, pero también de Dios, cuando salió vivo de puro milagro.
El aventurero canadiense Dave Salmoni visitó sitios emblemáticos de Bogotá como la Plaza de Bolivar y la Biblioteca Luis Ángel Arango. Foto: Cortesía Discovery Channel
Por: Edición 28320/5/2014 00:00:00
Dave Salmoni, el experto en grandes depredadores que se hizo famoso a través del canal Animal Planet, se interna entre una semana y un mes en las selvas y bosques del mundo, donde llega al límite del peligro al dormir entre leones, cocodrilos, murciélagos y otras alimañas.

En cada una de estas luchas de supervivencia siempre carga un morral en el que guarda café, un frasco de proteínas, bengalas, una brújula, un GPS y un spray de pimienta para espantar a los animales peligrosos. En estos momentos, él y su equipo de producción solo piensan en dos ideas recurrentes: muerte y Dios, Dios y muerte, que retumban en su cabeza cuando las bestias hambrientas están a medio metro y a punto de atacarlos. “No quiero morir joven. Ante el miedo a la muerte, me abandono con confianza en el ser supremo. Gracias a él vivo protegido de todo mal”, dijo en Colombia, donde cumplió la gira promocional de su nuevo programa Islas mortales con Dave Salmoni, que transmite Discovery Channel los domingos en horario prime time.

Este aventurero y zoólogo, quien nació en Ontario, Canadá, se mueve en una zona en la que busca reconciliar al hombre con los animales feroces, como los tigres de bengala y los leopardos. En 1998, empezó a prepararse como adiestrador en el Parque Zoológico Bowmanville, cerca de Toronto, antes de darle la cara a los depredadores en sus entornos naturales. En esa época vivió una primiparada que casi le cuesta la vida. Bongo, el león de más de 225 kilos, a quien consideraba su ‘gatito’ más adorado, se le abalanzó y lo atacó cuando sintió que le invadía su territorio. Eso le dejó como moraleja que el instinto de los animales los hace peligrosos cuando no se encuentran entre los de su misma especie.

Las osadías de Salmoni han quedado registrdas en documentales de alto rating mundial, como Experimento bengala, en el cual educa a dos tigres para cazar y sobrevivir en las planicies africanas, y En la guarida del león, cuyos capítulos se regodearon con la cabeza de Dave entre las fauces del rey de la selva. “Lo hice con precaución, pero sin temor. Le tengo más miedo a una mujer rabiosa”, aseguró con humor.

Su nuevo programa Islas mortales incluye episodios en Rangiroa, un pedazo de tierra en la Polinesia francesa totalmente rodeado de tiburones; y en Coiba, Panamá, que fue sede de una cárcel de torturas, entre otras.

Antes de que las cámaras lo siguieran en su cotidianidad intrépida, el apuesto canadiense y ganador del título del soltero más bello según la revista People en 2009 se internaba solo en las montañas de su país, donde se dedicó a contemplar la vida de los osos negros, uno de los grandes depredadores de América. En aquel exilio voluntario rastreó datos para su tesis de grado. Dave Salmoni nació con el ADN de hombre comprometido con el peligro. A los siete años cazaba castores y remaba en un lago ubicado cerca a la cabaña familiar. “Mi mamá me dejaba con la condición de que no me perdiera de su vista”.

El presentador vive en continuo riesgo y aun así no tiene seguro de vida. Pagar este servicio a las aseguradoras canadienses debilitaría sus finanzas.
LO MÁS VISTO