Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Danielle Corona la reina de las carteras famosas

Danielle Corona la reina de las carteras famosas

Revista Jet-set

La esposa del empresario colombiano Felipe Echavarría espera su primer hijo y lanza en el país la marca de carteras Hunting Season, diseñadas en pieles exóticas, que son las favoritas de celebridades como Lady Gaga, Kate Hudson, Cameron Diaz y Rihanna.
Danielle hizo sus pasantías en el atelier de Valentino en Roma. Allí aprendió las bases para crear su marca de carteras, Hunting Season, que acaba de lanzar en Colombia, donde se radicó hace año y medio. Foto: ©Camila Reina/14
Por: Edición 28320/5/2014 00:00:00
Hace año y medio la vida de Danielle Corona dio un giro de 180 grados. Cerró su apartamento de soltera en Nueva York, donde vivió por nueve años, y se vino a Colombia detrás del amor de su vida: el empresario Pipo Echavarría, dueño de la franquicia de pantalonetas de Vilebrequin, con quien protagonizó una concurrida boda en Cartagena, el pasado mes de febrero, a la que asistieron más de 700 invitados, entre ellos, el jugador de la NFl, Barrett Green, y Naeem Khan, uno de los diseñadores preferidos de Michelle Obama.

La pareja, que se conoció hace tres años en una fiesta de unos amigos en La Heroica, espera su primer hijo. Danielle tiene tres meses y, hasta ahora, su embarazo ha sido muy tranquilo. “Felipe y yo queríamos ser papás y después del matrimonio nos pusimos en la labor, pero nunca imaginamos que iba a ser tan pronto, creo que pasó en la luna de miel”, bromea Danielle. Todavía no sabe cuál será el sexo del bebé, pero lo que sí tiene claro es que nacerá en Bogotá.

Al tiempo que se prepara para ser mamá, la diseñadora anda muy ocupada con el lanzamiento en Colombia de su marca de carteras, Hunting Season, que vende en Galena Orfebres y Perse. Con estos accesorios, fabricados en pieles exóticas, ha conquistado el mercado estadounidense, y entre sus clientas se encuentran Anne Hathaway, Cameron Díaz, Kate Hudson, Jessica Alba y Drew Barrymore. Su conexión con estas estrellas de Hollywood empezó cuando trabajaba como Personal Stylist en Barney’s en Nueva York. “Allí conocí a los estilistas de estas actrices y a editores de moda de revistas como W Magazine, Vogue o Harper’s Bazaar”. Hoy, sus exclusivos diseños se exhiben, además de esta tienda, en Saks Fifth Avenue y Bergdorf Goodman. Pero también crea piezas para clientes privados que quieren participar en su fabricación. Su precio oscila entre 300 y

dos mil dólares. Las más costosas son elaboradas en piel de avestruz, después le siguen las de pitón y lagarto.

Danielle, de 31 años, estudió Diseño de Accesorios en el Instituto Internacional de Arte de la Universidad de Miami, e hizo sus primeros pinitos en la moda como pasante en el atelier de Valentino en Roma. “Trabajar en esta gran casa de modas fue una experiencia increíble, con ellos conocí lo que es este negocio”. Luego pasó a ser parte del equipo de la reconocida tienda VBH Luxury, donde aprendió a reconocer la calidad de las pieles.

Hoy, pone todos esos conocimientos en práctica en el taller que acaba de abrir en Bogotá. “Me encanta esta ciudad, aquí puedes salir con tus amigos a tomarte algo o a bailar salsa y la gente siempre está feliz. En cambio, en Nueva York todo es trabajo, no hay tiempo para nada más”. Ella prefiere los planes relajados, como ir a comer a diferentes restaurantes o a cine, visitar las galerías para conocer el trabajo de los artistas nacionales y caminar los domingos por la ciclovía con su esposo y sus dos perros de raza gran danés. Dice que le hubiera encantado vivir en el centro, pues le parece que este sector tiene una arquitectura muy especial, pero le tocó desistir de la idea porque a ella y a Pipo les quedaba muy lejos del trabajo. Ahora la pareja está remodelando una casa en el norte, a la que se mudará pronto.

A pesar de que en Colombia se siente como en su casa, Danielle es una ciudadana del mundo. Nació en Miami, donde viven sus papás, originarios de Cuba. Su hermana mayor reside en Barcelona; su suegra, Chiqui Echavarría, en París; y su cuñada, Clocló, se acaba de radicar en Londres, donde quiere trabajar en arte o moda. “Clocló y yo nos llevamos muy bien. A ella le gustan mucho mis carteras y las compra para regalárselas a sus amigas”, cuenta Danielle. Para ella, todo se resume en una frase: “La moda no es un trabajo, es una terapia”.
LO MÁS VISTO