Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Daniela Cepeda Tarud: la reina conservadora

Daniela Cepeda Tarud: la reina conservadora

Revista Jet-Set

La joven abogada, hija del senador y presidente del Partido Conservador, Efraín Cepeda, se alista para celebrar el Carnaval del Bicentenario de Barranquilla. Daniela también proviene de una familia de reinas.
La reina del Carnaval de Barranquilla, Daniela Cepeda Tarud, trabajó por el rescate de tradiciones como la danza del paloteo, cuyo vestido lució durante la promoción de las fiestas del dios Momo en la ciudad de Bogotá. Foto: ©Imagen Reina/12
Por: 7/2/2013 00:00:00
La elección de Daniela Cepeda Tarud como reina del Carnaval de Barranquilla estuvo antecedida por una polémica que alcanzó su máxima efervescencia cuando la junta de las fiestas del dios Momo oficializó su nombre. El debate se bañó de tintes políticos desde el momento en que se dijo que el padre de la joven, el senador y presidente del Partido Conservador, Efraín Cepeda, había hecho lobby ante la alcaldesa Elsa Noguera para que su hija encabezara los carnavales del Bicentenario de Barranquilla. La controversia perdió color cuando nadie presentó pruebas.

Los días pasaron y el líder político se vistió de garabato y cumbiambero para respaldar cada una de las actividades de Daniela, quien por cierto proviene de una dinastía de reinas de belleza. Por el lado materno, Adriana Tarud y Valerie Domínguez son primas de ella.

Después de la polémica por su designación, que habría sido fomentada por los opositores de la alcaldesa, Daniela se entregó a una maratónica agenda encaminada a rescatar las danzas de tradición y a recuperar el cancionero popular de la capital del Atlántico.

En muchas entrevistas, Daniela Cepeda prefirió evadir las preguntas relacionadas con la afiliación política de su papá. “La gente no me ve como la hija de Efraín Cepeda, sino como la reina del Carnaval”, dijo en el portal de noticias Barranquilla Abierta. Con humor y alegría se entregó a su gestión real, con tareas concretas como las visitas a los barrios y la conservación del salón burrero, o baile populoso, parecido a los que armó en su casa durante varios fines de semana.
LO MÁS VISTO