Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Daniel Samper Ospina se reinventa con su nuevo show

Daniel Samper Ospina se reinventa con su nuevo show

REVISTA JET-SET

Con Mi puta obra, todos los martes y miércoles en el Teatro Nacional, el periodista se consagra como un conferencista de las tablas, donde se reinventa con lo que sabe hacer: sátira política. Vende la boletería completa y les arranca carcajadas a todos los espectadores.
Fotos: Karen Salamanca. Producción: Carolina Álvarez Tavera.
Por: Revista Jet-set.22/3/2017 00:00:00

La verdad es que la carrera de Daniel Samper carrera no tiene nada de triste. Es un fenómeno donde lo pongan: en las páginas editoriales de Semana, en su canal de YouTube, y ahora en las tablas del Teatro Nacional, donde presenta Mi puta obra, una especie de conferencia con imágenes de apoyo, en la que lee lo que normalmente sería uno de sus textos. Es mucho para un hombre que se ha confesado una y mil veces como un tipo tímido cuya única pretensión es vivir de lo que le apasiona: la sátira.

Su propuesta en el escenario es algo experimental. Igual que cuando se lanzó al agua como el youtuber mayor de 40 años y sus videos sobrepasaron las 200.000 vistas, el teatro de Fanny Mikey ha tenido lleno total los martes y miércoles desde que empezó sus presentaciones, el pasado 14 de marzo.

Dice, cuando comienza la obra, que él es un escritor gordo y calvo. Y ahí, ante 400 personas transforma el oficio más solitario del mundo en un show donde por primera vez en su vida puede oír, ver y sentir, en vivo y en directo, las carcajadas que producen sus ocurrencias.

A su padre, Daniel Samper Pizano, como siempre, le preocupaba que fuera a hacer payasadas en el escenario, pero ya fue a verlo y le dio su bendición. “Es que esto no es stand up comedy, yo no sé hacer eso”. Su presentación es una antítesis del arte histriónico: se niega a maquillarse, trae su propio vestuario y a regañadientes acepta que le planchen la camisa.

Lea también: Vicky Dávila vuelve recargada a la radio

Parece tranquilo, cuando unos minutos antes de que suene la primera campana, se sienta a mirar en su computador las últimas noticias, porque a veces se le ocurre algo para improvisar. Pero cuando está a punto de sonar la tercera, y los productores lo paran tras el telón, tiembla, como miles de actores experimentados. “El pánico escénico”, admite.

Recién entrado en sus 40 se ha vuelto un youtuber reconocido, ha ganado un India Catalina y empieza una nueva aventura en el teatro. Foto: Karen Salamanca.

Una vez frente al público, con su bien documentado archivo fotográfico, producto de años de búsqueda, hace un recorrido por la historia reciente de la política nacional, empezando obviamente por su personaje favorito, el expresidente Álvaro Uribe.

Mi puta obra está lejos de ser una improvisación del youtuber viejo, tiene tanto contenido como podría esperarse de un especialista en literatura del barroco español, con herencia de sátiro, y en una era nueva que exige la reinvención.

Tanto su canal como su nuevo proyecto en teatro, fueron propuestos por personas que ven en él algo más que un escritor y un periodista. Foto: Karen Salamanca.

Del teclado a la cámara, de la cámara a las tablas y todo superando su profunda timidez ¿Es acaso una necesidad en nuestros tiempos?

"Yo sí lo veo como una exigencia para poder adecuarse a los formatos de hoy. Estoy tratando de comprender que mi oficio es hacer sátira política, inicialmente por escrito que es para el que siempre me preparé. Pero también creo que debo tener la capacidad de adecuarme a los nuevos formatos: hacer videos de YouTube o presentaciones en el teatro. Al final siempre se trata de lo mismo. Eso tiene unas concesiones con uno mismo y con su propia timidez".

¿Entonces lo que prueba con el éxito de su canal de YouTube es que el tema de las nuevas narrativas no es exclusivo de los jóvenes sino más bien pertinente al momento?

"Sin duda alguna yo creo que lo que ha servido y lo que ha sido novedoso o llamativo para mucha gente del canal, es que he logrado que personas de nuestra generación sepan qué diablos es un youtuber. Y de alguna manera en ese diálogo generacional he logrado filtrar mensajes que son muy adultos, de nuestra generación, pero en un formato que es muy juvenil. Creo que lo que sigue es que cada vez más periodistas se apropien de las redes sociales".

Lea también: Antonio Sanint se reinventa en Internet

¿Otros espacios como el de Mi puta obra persiguen eso mismo?

"Claro y esa es la apuesta del Teatro Nacional, más que hacer una obra de teatro exquisita y con todos los cánones que manda semejante arte tan difícil, les están abriendo espacios a formatos de opinión irreverentes, capaces de criticar al poder y eso me parece que es admirable de la nueva administración de Nicolás Montero y Anamarta de Pizarro".

¿Cómo ve la sátira y el humor político en la televisión colombiana? ¿Haría televisión?

"Creo que la televisión ya no es necesaria para hacer sátira política. Y yo me sentiría incapaz de hacer televisión porque soy muy tímido y hacer monerías delante de un sonidista, un maquillador, un director, sería imposible para mí. YouTube es, en cambio, compatible con la timidez. La grabación es muy íntima y muy elemental. Muchas veces la hago yo mismo con mi celular, o máximo lo hace una persona, Andrés Bonifaz, quien me ha ayudado a veces. Además la televisión cada vez da menos muestras de independencia. El episodio de Pirry con RCN lo demuestra. Pienso que internet va a terminar con las limitaciones que ha mostrado la televisión tradicional para expresar con plena libertad una crítica".

Acaban de darle un India Catalina, ¿alguna vez pensó en ganar ese premio?

"Nunca, de ninguna manera. Jamás estuvo entre mis planes iniciales. Yo provengo del periodismo tradicional, estudié literatura con énfasis en literatura del barroco español. Cada vez que me veo metido en este tren extraño de premios, en los cuales ya he cosechado galardones dignos de la farándula, he terminado muy sorprendido. Creo que el último que me falta es el premio a la mejor cola de TV y Novelas que alguna vez se ganó Shakira".

¿Por qué cree que el único India Catalina reservado para nuevos formatos se lo llevó un escritor de 40 años? ¿Eso también dice mucho de nosotros?

"No lo sé pero sí es curioso, es verdad y yo no lo había visto así. Al menos dentro de esos youtubers de 40 no está Popeye, eso ya es algo".

Lea también: Anamarta de Pizarro y Nicolás Montero dan su vida por el teatro

Básicamente la sátira política es negra, mordaz y cáustica. En otras palabras, destruye con humor todo lo que desaprueba. ¿Puede probarnos que puede decir algo bueno de aquello que no estima?

"Claro".

¿Qué puede decir de Millonarios?

"Si supiera qué es eso, qué es Millonarios, evidentemente lo diría, pero no. ¿Eso es un colectivo de algo? No sé de qué estamos hablando".

¿Álvaro Uribe?

"Sí, Álvaro Uribe tiene cosas muy buenas. Para empezar, es mi gran inspirador. Nos ha ayudado mucho a los caricaturistas".

¿Ernesto Samper?

"Sus sobrinos, está muy bien de sobrinos".

LO MÁS VISTO