Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín: ¿nuevo divorcio en la realeza española?

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín: ¿nuevo divorcio en la realeza española?

Revista Jet-Set

La prensa ibérica asegura que el matrimonio de la hija menor del rey Juan Carlos I no resistirá los embates del escándalo de corrupción que afronta Urdangarín y que el divorcio, que sería el segundo en la historia de la Familia Real, es inminente.
El matrimonio de los Duques de Palma de Mallorca está en crisis porque Cristina quiere regresar a vivir a España, mientras que Iñaki prefiere permanecer en Estados Unidos, lejos de la mirada de la prensa. Foto: Queen Internacional.
Por: 9/8/2012 00:00:00
Hasta hace poco se daba por cierto que Cristina, Duquesa de Palma de Mallorca, era el gran soporte de su marido en el grave caso de corrupción que podría llevarlo a pagar cerca de 15 años de cárcel. Los periodistas que cubren la Casa Real, informaron que ella se enfrentó a su padre, el rey Juan Carlos I, y a su hermano Felipe, heredero del trono, por defender la inocencia de su adorado Iñaki, enjuiciado hoy por cargos como malversación de fondos públicos, prevaricato, falsedad en documento y fraude, en el caso Palma Arena. Pero, al parecer, la lealtad de la Princesa al hombre que escogió por esposo hace 15 años no resistirá el daño que él le causó con su lío a la imagen de la vapuleada monarquía, y la única salida sería el fin de esta unión, conocida como una de las más felices de la realeza.

Según ‘La otra crónica’, suplemento de El Mundo, de Madrid, ese es el deseo del Rey y así se lo ha expresado en múltiples ocasiones a Cristina, sobre todo, desde diciembre pasado, cuando Urdangarín fue imputado, a partir de pruebas que demostrarían que, a través del Instituto Noos, robó 2,3 millones de euros ofreciendo servicios a precios inflados a empresas públicas de las islas Baleares y los justificó con recibos falsos.

En principio, la Duquesa no estuvo de acuerdo con su padre en que la separación es lo mejor para ella y para la monarquía, pero la honda depresión que le ha causado el embrollo como que empieza a debilitar su opinión. Según la revista madrileña Semana, la terrible depresión que sufre se refleja en su desmejorado semblante y en el descuido en su vestuario, ella que se destaca por su elegancia.

A ello se suma el hecho de que ya desea volver a vivir a España, pues no quiere estar separada de su familia ni de sus amigos. Como se recuerda, los Duques de Palma se fueron a Washington en el 2009, al parecer por órdenes del Rey, quien ya sospechaba que detrás de la prosperidad de su yerno había algo turbio.

Pero Iñaki cree que lo mejor es permanecer en Estados Unidos, donde trabaja como delegado de Telefónica, con un sueldo de 1,2 millones de euros anuales, según Semana, una cifra nada despreciable ahora que tiene que pagar una costosa defensa. Aun así, Cristina insiste en regresar a su patria porque quiere que sus cuatro hijos crezcan allí.

Mientras que periodistas expertos en realeza, como Jaime Peñafiel y Pilar Eyre, dicen que aún es prematuro hablar de separación, y mucho menos de divorcio, otros ya lo dan por hecho. Beatriz Cortázar, del diario monárquico ABC y del espacio de televisión El programa de Ana Rosa, asegura que la ruptura es inminente, pues la presión tanto social como familiar sobre la Duquesa es cada vez más fuerte.

Otros informes subrayan indicios de que ella empieza a ceder a las exigencias de su padre. Por ejemplo, aseguró ‘La otra crónica’, resultó extraño el que Iñaki pasara solo su cumpleaños, el 15 de enero, mientras que su mujer “huía” a Mozambique para promocionar un proyecto humanitario de la fundación La Caixa, para la cual trabaja. En días más recientes, la prueba del desamor se ha visto en el hecho de que Cristina y sus hijos hayan pasando las tradicionales vacaciones reales de verano en Mallorca, pero sin Urdangarín.

En los mentideros españoles se dice que el Rey quiere que todo el peso de la ley caiga sobre Iñaki y que su hija salga incólume, pese a que parte de los dineros obtenidos por Noos con facturas falsas fueron a parar a cuentas de la inmobiliaria Aizoon, de propiedad de la pareja. En un primer momento, los tribunales no mostraron interés en cuestionar a la Infanta, para tranquilidad del monarca. Empero, informó El Mundo, hace poco se descubrió que más de 12 mil euros del erario balear que desvió Noos fueron consignados en una cuenta de ella y que otros 34.565 euros se depositaron en otra cuenta de los dos. Ello ha suscitado que organizaciones anticorrupción, como Manos Limpias, emprendieran una campaña para que la Infanta sea vinculada formalmente al caso Palma Arena.

¿Le tocará finalmente a la Infanta escoger entre su familia y su esposo?, se pregunta hoy la prensa del corazón española. De ser así, la ruptura de cobijas de los Urdangarín implicaría un escándalo dentro del escándalo, pues como pasó con el divorcio de Elena, hermana mayor de Cristina, de Jaime de Marichalar, no le queda bien a una monarquía católica como la española ir en contra del precepto del carácter indisoluble del matrimonio.
LO MÁS VISTO