Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cressida Bonas y Harry de Inglaterra ¡Se acabó!

Cressida Bonas y Harry de Inglaterra ¡Se acabó!

Revista Jet-Set

El príncipe terminó su noviazgo con la aristócrata por un problema de mil dólares, justo cuando se esperaba el anuncio oficial del matrimonio.
A pesar de ser nieto de una de las monarcas más ricas del mundo, Harry solo puede viajar en clase económica y no tiene para pagarle un pasaje a su novia. Foto: Reuters
Por: Edición 2825/5/2014 00:00:00
Todo el que piensa en los noviazgos de la realeza se imagina que transcurren entre aviones privados, suites presidenciales, fastuosas fiestas y largas jornadas de compras. Pero los motivos del rompimiento de Harry con Cressida, luego de dos años de relación, dejan al descubierto que a los herederos de sangre azul también les toca apretarse los cinturones y que ello provoca conflictos, como les sucede a las parejas de clase media.

Amigos de Cressida le contaron a The Telegraph, de Londres, que los novios planeaban viajar a Estados Unidos, para asistir a la boda de Guy Pelly, un amigo del príncipe. Pero resulta que la austeridad que rige la economía de la realeza no le permitía pagarle el pasaje a Cressida, que costaba mil dólares. No se trataba de gran cosa, ya que por esas mismas restricciones, Harry solo viaja en clase económica. Según los informantes, ella no le veía problema a compartir los gastos, pero esta vez sintió que quedaría quebrada por el resto del mes si desembolsaba esa suma por ir al matrimonio de alguien que no era amigo suyo, sino de su enamorado.

Cressie, como la llaman sus amigos, en efecto proviene de una familia aristócrata, pero no millonaria, según lo aclararon sus allegados, y desde que se independizó de sus padres, no les pide un penique. En la empresa en la que trabaja gana 30 mil dólares anuales, de los cuales le quedan 20 mil después de pagar impuestos, o sea, que sobrevive con unos 1.600 al mes. Así, gastarse mil en una banalidad era un despropósito.

Como hacía días venía sintiéndose infeliz con su relación con Harry, pues por él tuvo que dejar su carrera de bailarina, Bonas decidió tomar al toro por los cuernos y, so pretexto de la plata del tiquete, lo confrontó sobre su futuro. No estaba dispuesta a seguir despilfarrando el sueldo si aquello no tenía posibilidades de terminar en boda. De acuerdo con el diario The Telegraph, a ella se le había convertido en una pesadilla el hecho de tener que comprar ropa cara para salir con él y competir con Kate Middleton, la glamurosa duquesa de Cambridge y cuñada de Harry, quien vive de la fortuna de su suegro, Carlos de Gales.

La cosa terminó en una acalorada pelea. Las graves recriminaciones de parte y parte no se hicieron esperar y el desenlace obligado fue la ruptura, luego de que el anuncio del compromiso se esperaba de un momento a otro. Ahora, a los amigos del príncipe les preocupa que él retome su vida loca de alcohol y juergas, de la cual lo había apartado el amor de la bella danzarina.
LO MÁS VISTO