Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Colombia salvaje en la televisión del Reino Unido

Colombia salvaje en la televisión del Reino Unido

Revista Jet-Set

La diversidad de la naturaleza colombiana llega al Reino Unido con el estreno en noviembre de la serie Wild Colombia, producida por el naturalista británico Nigel Marven. En su aventura fue mordido en la nariz por una boa, besó a un colibrí y se reunió con los monos pequeños.
Nigel Marven estuvo en el Caribe con un grupo de científicos que trabaja para proteger a uno de los monos más raros del mundo y conoció varias especies de estos animales. Foto: Cortesía Canal Eden.
Por: 19/11/2012 00:00:00
El 19 de noviembre se estrena en Inglaterra por Eden Channel la serie de televisión Wild Colombia (‘Colombia salvaje’), producida por el naturalista Nigel Marven, quien fue una de las estrellas de la BBC de Londres y ahora dirige su propia empresa de producción, Image Impact. Marven se mostró impresionado por la naturaleza de Colombia, considerado el segundo país más diverso del mundo y el primero en especies de aves. “La sensación de inseguridad que durante años vivió el país perjudicó en gran medida al estudio de sus especies. Ahora esa tendencia ha cambiado, y quiero que los británicos conozcan esa maravillosa tierra”. A lo largo de cuatro episodios, el premiado naturalista les mostrará a sus compatriotas la inmensa variedad de especies de colibrí, el camino que recorren las ballenas jorobadas o la tierra de las anacondas, quizá la especie más conocida por el público. “Espero que cuando la gente vea la serie diga ‘me gustaría ir a Colombia a ver esos animales’ ”, enfatizó.

Marven vive en Sudáfrica y en su jardín tiene como mascotas varias serpientes, un gato caracal que llega ocasionalmente y un búho. Su relación con los animales empezó desde que era un niño. A los 8 años tenía una colonia de hámsters y jugaba a poner a los insectos a apostar carreras. En la adolescencia adoptó un caimán, una boa constrictor y una anguila de agua dulce que tenía en la bañera de su casa, y cuando alguien de la familia se iba a bañar pasaba al ‘gelatinoso’ pez a un balde con agua. Es conocido por su estilo poco ortodoxo, espontáneo y atrevido en la presentación de los documentales de la vida silvestre, lo cual ha llevado a que muchos lo comparen con Steve Irwin, el famoso cazador de cocodrilos que murió en el 2006 al ser atacado por una mantarraya venenosa. A Nigel se le ha visto nadar con tiburones blancos sin la protección de una jaula, dejó que su rostro se convirtiera en una pista por donde caminó una araña come pájaros, especie considerada por muchos como la más grande del mundo, y luchó con una serpiente pitón de roca, de cuatro metros, en su guarida subterránea. Desde un recóndito lugar de la selva americana, Nigel habló con Jet-set sobre su expedición en tierras colombianas.

¿Qué lugares de Colombia verán los televidentes? —Hemos viajado a muchos sitios del país, desde el Pacífico hasta la costa del Caribe, a través de la región cafetera y en los altos Andes, en el Amazonas y en las planicies de los Llanos. Pasamos alrededor de ocho semanas en Colombia, hicimos más de tres viajes. En febrero estuvimos en el Carnaval de Barranquilla; en mayo visitamos la Amazonia y los Llanos durante la estación seca. Y en septiembre fuimos al Pacífico a ver las ballenas jorobadas.

¿Qué fue lo que más le sorprendió de la visita al país? —Colombia tiene una increíble variedad de colibríes, más de 160 especies. Vi muchos tipos diferentes, pudimos filmar algunos en supercámara lenta que se ven espectaculares en pantalla. Para mí, el más destacado fue el chivito de los páramos. Es un colibrí que solo se encuentra a gran altura, y como su nombre lo indica, tiene una cresta hermosa y barba.

En Colombia estuvo en la tierra de las anacondas, ¿cómo fue esa expedición? —Después de conocer a una enorme anaconda en el Amazonas esperábamos ver otra en los Llanos también, y la experiencia resultó incluso mejor de lo que esperábamos: unos vaqueros encontraron una serpiente que estaba a punto de comerse un ciervo cazado por ella. Además, siempre había bromeado con que una culebra me mordiera la nariz frente a las cámaras y en Colombia la broma se hizo realidad. Estábamos grabando a una boa de árbol en la noche, en los manglares de la reserva Los Flamencos, y estaba tratando de sostenerla para poder distinguir el brillo de su piel. De repente atravesó la piel de mi nariz con sus afilados colmillos. Es una serpiente no venenosa, por supuesto, así que no me hizo daño de verdad, pero hubo mucha sangre... y eso hizo la gran secuencia de la película.

Una escena inolvidable en Colombia.
—Cuando estábamos filmando colibríes en el Jardín Encantado en San Francisco de Sales, Cundinamarca, quería sentir el aleteo de las alas de una de estas aves en mi cara. Así que me puse un poco de lápiz labial brillante para imitar las flores rojas por las que se sienten atraídos, y una flor de plástico llena de agua con azúcar en mi boca. Sorprendentemente, después de estar sentado muy quieto durante un rato, un colibrí gorriazul voló y se alimentó de mi boca. Grabamos todo en cámara lenta. ¡Fue increíble!
¿Cómo es su trabajo? —La mayor parte del tiempo estoy viajando por el mundo en busca de nuevos lugares y animales para grabar. Pero incluso cuando estoy en casa me gusta mirar las aves y buscar bichos con Ella, mi hija de 4 años.

¿Cuál es el animal más raro que ha visto? —Filmé un programa sobre animales “feos”, seres que para nosotros se ven muy raros. Una de las estrellas del espectáculo fue la rata topo desnuda, un roedor que vive en madrigueras subterráneas, es casi ciego, no tiene pelo y sus dientes son grandes. Además de su impactante apariencia, también tiene un extraño sistema social que se parece más al de las abejas o al de las hormigas que al de los mamíferos.

¿Con qué animal se identifica? —Particularmente me encantan las aves, los reptiles y los anfibios. Si tuviera que elegir, mi favorito sería probablemente el halcón peregrino, que es un increíble acróbata aéreo.

¿En todas estas aventuras ha sido atacado por algún animal?
—No he sido atacado por un animal de gran tamaño, pero estuve muy cerca del peligro cuando estaba filmando tiburones toro en las Bahamas. El científico que estaba de pie en agua poco profunda, junto a mí, fue repentinamente mordido en la pierna y perdió una gran parte de su pantorrilla. Fue un choque terrible y fácilmente nos pudo pasar a cualquiera de nosotros.

¿Cómo le pareció la gastronomía colombiana? —No como carne, pero disfruté de algunos platos de mariscos increíbles, y cuando pude encontrarlas, empanadas vegetarianas. Los desayunos de huevos y arepas fueron otro de los favoritos de toda la tripulación.
LO MÁS VISTO