Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Clínica de Marly la nueva generación

Clínica de Marly la nueva generación

Revista Jet-set

El urólogo Luis Eduardo Cavelier es desde 2007 gerente general de la Clínica de Marly, que fue dirigida por su abuelo y su papá desde 1954. Esta tradicional institución bogotana está cumpliendo 110 años de fundada y estrena nuevo edificio. El cambio generacional ya empieza a notarse.
Luis Eduardo Cavelier heredó la pasión por la medicina de su abuelo, Jorge Enrique Cavelier Jiménez, un reconocido urólogo que fue ministro de Salud, fundador del Hospital La Samaritana y gerente de la Clínica de Marly por más de 20 años. Foto: Imagen Reina.
Por: Edición 26514/8/2013 00:00:00
El apellido Cavelier está ligado a la historia de la medicina en Colombia. Jorge Enrique Cavelier fue uno de los primeros urólogos que tuvo el país y gerenció la Clínica de Marly de 1954 a 1978, convirtiéndola en una de las instituciones de salud más tradicionales y prestigiosas de Bogotá. Al morir lo sucedió su hijo Jorge Cavelier Gaviria, especialista en urología de la Universidad de Yale y quien durante 30 años estuvo al mando de la clínica. Y como si se tratara de una sucesión monárquica, en 2007 le dio paso al reinado de su hijo Luis Eduardo, quien hoy tiene sobre sus hombros la responsabilidad de continuar con el legado de su padre y de su abuelo. Para él uno de sus más grandes orgullos es estar al frente de la Clínica de Marly, justo ahora que se cumplen 110 años de su fundación.

La celebración coincidió con la inauguración hace dos meses de un moderno edificio que cuenta con servicio de urgencias, nuevas salas de cirugía, unidad de cuidados intensivos, y la ampliación y dotación completa de una sala de oftalmología. Los trabajos de mejora en todas las áreas duraron dos años e implicaron una inversión de 25 mil millones de pesos. Esta institución ha sido pionera en varios campos de la medicina y en el uso de equipos de alta tecnología. Fue la primera en emplear la videocápsula endoscópica para diagnosticar problemas en el intestino delgado, lideró el uso del láser para destruir los cálculos en los riñones y hoy es quizás el único centro que emplea un robot para hacer cirugías menos invasivas.

Para los Cavelier, la Marly es su segundo hogar. “Recuerdo que mi padre nos traía a mis hermanos y a mí cuando éramos niños y mientras él veía a sus pacientes nosotros jugábamos en los corredores. Ver su dedicación y la de mi abuelo influyó para que mi hermano Luis Eduardo y yo estudiáramos medicina”, cuenta Cristina Cavelier, quien es oftalmóloga de la clínica y forma parte de la Junta Directiva. Los otros dos hermanos son: Jaime, quien es biólogo y trabaja en el Banco Mundial en Washington; y Andrés, que es periodista.

Ahora Luis Eduardo está feliz porque su hijo, Jorge Eduardo Cavelier Baiz, acaba de entrar a estudiar primer semestre de medicina en la Universidad del Rosario. “No es fácil encontrar una familia con cuatro generaciones directas de médicos”. Para muchos, él está destinado a mantener vivo el apellido Cavelier en un futuro capítulo de la historia de la medicina en Colombia.
LO MÁS VISTO