Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cindy Crawford es la antidiva de Hollywood

Cindy Crawford es la antidiva de Hollywood

REVISTA JET-SET

La experta en moda Pilar Castaño estuvo en Perú en el lanzamiento del nuevo reloj de Omega con la bella top model Cindy Crawford, embajadora de la marca hace más de dos décadas.
La top model que ha hecho una fortuna cercana a los 100 millones de dólares con contratos publicitarios sigue siendo una de las favoritas de las más lujosas marcas del mundo, que buscan su naturalidad, emblemático lunar y carisma.
Por: Revista Jet-set.20/12/2016 00:00:00

Crawford es un vivo ejemplo de la belleza timeless, una mujer a la que no le pasan los años y que ha sido musa de importantes genios de la fotografía como Richard Avedon y Herb Ritts y favorita de lujosas marcas como Omega, de la que hace 21 años es su embajadora. Está con ellos desde antes de casarse y ser mamá. “Me han visto crecer y convertirme en una mujer”. Recientemente estuvo en Lima en la inauguración de la primera boutique peruana y en lanzamiento del nuevo reloj Omega Globe Master. Allí visitó las comunidades indígenas y probó la diversa gastronomía local que está llena de sabores exóticos. La supermodelo le contó a Jet-set que come de todo, excepto pan, y que no hace dietas pero sí ejercicio diario. Conserva el cuerpo natural que la hizo la modelo más popular y mejor pagada de los años ochenta y noventa.

Cindy es la antítesis de la diva de Hollywood, vive como una ama de casa en Santa Mónica, en California, con su esposo Rande Gerber, empresario y socio, gran amigo del actor George Clooney, y heredero de la multinacional de comida para bebés Gerber de América. El año pasado lanzó un libro con la casa Editorial Rizzoli Becoming con una maravillosa recopilación de fotografías donde cuenta su historia y relatos de sus distintas etapas en su vida de niña, modelo, esposa, mamá y empresaria de su propia firma de productos de belleza que ya se venden en el mundo entero.

Por lo general en sus viajes la acompaña su hija de 15 años, Kaia, quien parece su clon y le sigue sus pasos en el modelaje con éxito, y un séquito de maquilladoras, su relacionista pública y un fotógrafo. En mayo pasado estuvo en Bogotá y visitó varios lugares turísticos y a los niños con leucemia del Hospital Militar. Su hermano Jeff murió de esta enfermedad a los 3 años y por eso ella dedica su labor benéfica a los pequeños que sufren de cáncer. Le gustó tanto lo que vio en la ciudad que dijo que quiere conocer más de Colombia. Aquí sus fans esperan volver a verla muy pronto.

LO MÁS VISTO