Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Charles Manson la boda del psicópata

Charles Manson la boda del psicópata

Revista Jet-set

El octogenario autor de los crímenes más sangrientos y macabros de los años 60 se casa con una joven de 26 que quiere sacarlo de la cárcel.
Afton Elaine Burton, mejor conocida como “Star”, de 26 años, y Manson, de 80, en la Prisión Estatal de Corcoran, California, donde él está recluido. No podrán consumar su matrimonio, pues los condenados a cadena perpetua no tienen derecho a visita conyugal. Foto: Mansondirect.com
Por: Edición 2961/12/2014 00:00:00
Desde que sus horrendos delitos conmovieron al mundo, hace medio siglo, Charles Manson siempre ha recibido muestras de afecto de cientos de fanáticas que lo adoran como a un dios, para total desconcierto del público. Sin embargo, ninguna de estas chifladas, como se les cataloga, había llegado tan lejos como Afton Elaine Burton, mejor conocida como “Star”. A sus 26 años, esta joven artista no solo defiende la genialidad de tan nauseabundo personaje, sino que se convertirá en su tercera esposa sin importarle que él tiene 80 años y paga cadena perpetua en la cárcel de Corcoran, California, por los famosos asesinatos Tate-La Bianca, que les costaron la vida a la actriz y símbolo sexual Sharon Tate, esposa del director Roman Polanski, y a otras seis personas, en 1969. También es culpable de las muertes de Gary Hinman y Donald Shea.

Ambos habían hablado en los medios y redes sociales de sus planes de boda, pero nadie les dio crédito hasta que el Departamento de Correccionales de California le confirmó a la agencia AP que la pareja ya tiene licencia del condado de Kings para contraer matrimonio. Al cierre de esta edición, se conjeturaba que el enlace tendría lugar el primer domingo de diciembre.

“Esto va a pasar, lo amo, estoy con él”, le dijo Star a la revista Rolling Stone, en una entrevista en la que, una vez más, se declaró convencida de la inocencia de su prometido, la cual defiende en distintos sitios web como Mansondirect.com.

Como su esposa, asegura, podrá tener acceso a documentos vedados a extraños, los cuales serán claves en su cruzada para sacarlo, a través de un nuevo juicio, de la prisión donde paga su condena hace más de cuatro décadas.

En 1969, Charles Manson era un músico sin suerte y delincuente (ha pasado casi toda su vida en prisión), cuyas estrambóticas ideas apocalípticas y de supremacía racial llegaron a cautivar y poner bajo su control a un grupo de jóvenes seguidores que se conoció como “la familia Manson”. Instigadas por el psicópata, Susan Atkins, Leslie van Houten y Patricia Krenwinkel, entre otros integrantes de la familia, cometieron los crímenes Tate-LaBianca, en California. Acto seguido, la justicia dictaminó que él les había ordenado emprender esta infame carnicería de dos noches, por lo que condenó a los cuatro a la pena de muerte, la cual les fue conmutada a cadena perpetua en 1977.

Los juicios fueron noticia en primera plana, dada la frialdad y sevicia con que actuaron los criminales y el orgullo que exhibían públicamente por ello. Famosa es, por ejemplo, la frialdad con que Atkins, apodada “Sexy Sadie”, le contó a la corte cómo mató a Tate, quien estaba a punto de dar a luz: “Sharon Tate rogaba y rogaba que no la matara, hasta que me hartó y la apuñalé (…) ¿Cómo puede no estar eso bien si se ha hecho por amor?”.

De Star, a propósito, también ha llamado la atención su sorprendente parecido con Atkins, algo que no le gusta oír, pues la detesta. “Esa perra estaba jodidamente loca. ‘Oh Charlie, esto lo hice por ti’. Ella no sabía lo que hacía”, le dijo a Rolling Stone.

La joven sostiene que se siente ya la esposa de Manson, de quien parece que le fascina su mirada espeluznante, barba y pelo desordenados, dientes podridos y esvástica tatuada en la frente. Pero su matrimonio no podrá consumarse, dado que las leyes les prohíben la visita conyugal a los condenados a cadena perpetua, de modo que tendrá que conformarse con verlo los fines de semana, durante cinco horas diarias, a la vista de los demás presos y vigilantes, como lo hace sagradamente hace cuatro años.

Nacida en una familia muy religiosa de Missouri, que la encerraba por no ir a la iglesia, la artista oyó hablar por primera vez de Manson y su leyenda en el colegio y comenzó a comunicarse con él por carta. A los 19, tomó los dos mil dólares que tenía ahorrados y se mudó a Corcoran para poder estar cerca del criminal, según le contó al Daily Mail de Londres, al cual además le reveló que su familia está contenta con su flamante yerno y que lo invitó a vivir a su casa si algún día logra salir del presidio. Días después, su padre la desmintió en el mismo medio, aunque declaró que nunca la repudiará haga lo que haga.

La noticia de este peculiar matrimonio ha puesto a la luz nuevos detalles acerca de cómo es la vida de Manson tras las rejas. Gran parte del día se le va en responder las miles de cartas que recibe al año de sus admiradores, quienes lo financian. Se dice además que es un preso difícil, pues ha cometido 108 infracciones en las cuatro décadas que lleva de condena, y es dado a los ataques de furia en los que vocifera: “¡Soy un proscrito, soy un gánster, soy un rebelde, soy un forajido y no hago disparos de advertencia!”.
LO MÁS VISTO