Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cecilia Bolocco: una Miss Universo en Cartagena

Cecilia Bolocco: una Miss Universo en Cartagena

La hermosa Cecilia Bolocco aprovechó el ambiente festivo de Cartagena durante el Concurso de Belleza para promocionar la colección que diseñó para Falabella. Entre balcones, también celebró los 25 años de su corona en Miss Universo y la tranquilidad que le produce la soltería.
La ex miss universo Cecilia Bolocco lució las prendas de la colección primavera-verano 2012 que diseñó para la marca Apology, de Falabella, que próximamente abrirá una tienda en Cartagena. Foto: Imagen Reina/12
Por: 19/11/2012 00:00:00
Después de la corona en Miss Universo en 1987, la chilena Cecilia Bolocco probó suerte como actriz, presentadora, modelo, periodista, decoradora, asesora de belleza y diseñadora de modas. Pero finalmente ancló su vida en la creación de prendas para la marca Apology, de la cadena de almacenes Falabella. Durante el Concurso Nacional de Belleza estuvo en Cartagena, donde presentó su nueva colección y recordó su paso por la ciudad hace 25 años, cuando perdió el Miss Suramérica unas semanas antes de su gran victoria en el certamen más importante del mundo y que hoy maneja Donald Trump.

En todas las entrevistas siempre le preguntan por su exmarido Carlos Menem.
—Él y yo tenemos una magnífica relación. Es el padre de mi hijo, quien lo visita en Buenos Aires, aunque no se ven con la frecuencia que yo quisiera.

¿Está enamorada en este momento?
—No. La verdad es que me he enamorado muchas veces, pero en este momento no.

¿Qué innovaciones trae la marca Apology?
—La colección de Cecilia Bolocco para Apology es una explosión de colores. Hay muchas sedas como expresión de la sensualidad de la mujer. Con mucho brillo y luminosidad busco crear clósets y afinar la figura femenina.

Se habla de crisis económica en muchos países del mundo, ¿esto ha incidido en la creación de su colección?
—Afortunadamente en Chile no se ha sentido la crisis. Esta ropa es asequible. No es cara. La recesión no ha afectado las colecciones.

¿Cuáles son esas prendas que usted jamás se pondría?
—Todas las prendas bien combinadas y puestas en el momento que se necesitan tienen su valor. No iría de jeans al Palacio de Buckingham y tampoco asistiría a un asado vestida de gala.

¿Qué básicos dominan su escaparate?
—Un pequeño vestido negro, un buen blazer, unos jeans y un vestido ceñido tipo Jacqueline Onassis.

¿Qué tan fashionista es?
—No soy tan fanática de la moda, es decir, no la sigo de manera esclavizante. Viajo a París y a Italia para ver telas. Eso sí, la confección de una prenda tiene que ser precisa.

¿Cuáles son los pecados más recurrentes de las latinas en cuanto a moda?
—La mujer latina tiende a ser exuberante o muy recargada a la hora de vestir. Para mí, eso también tiene su encanto. La mujer colombiana es guapísima, tiene mucho estilo.

¿Seguir la moda al pie de la letra podría ser un gran pecado?
—Creo que sí, es volverse esclava de ella.

¿Se necesita mucho dinero para vestirse bien?
—Para nada.

¿Lo más lanzado que se ha puesto en la vida?
—Un vestido negro transparente para presentar un Festival de Viña del Mar.

¿Una vestimenta aliada para seducir?
—La mujer tiene que sentirse cómoda, relajada y feliz para seducir. Ella tiene que estar a sus anchas. Por ejemplo, con una túnica transparente negra en la playa quedaría muy bien.

¿Quién le inculcó la pasión por la moda?
—Me gusta la creación y embellecer las cosas. Me mueve la pasión por lo bello, por la estética. Nadie en mi familia ha estado ligado a la moda. Ellos son más del arte.

Háblenos de sus diseñadores de cabecera.
—Me encanta Ralph Lauren, Armani, Roberto Cavalli y mi gran amiga Silvia Tcherassi.

Además de la moda, ¿en qué otra actividad concentra su vida?
—Trabajo en el diseño de un hotel, mientras apoyo a diferentes fundaciones. Pero si hay algo que me concentra es ser mamá. Estuve a punto de traer a mi hijo a Cartagena, pero era un viaje muy largo para tan pocos días.

En el año 1987 usted estuvo en Cartagena, donde se realizó el Miss Suramérica...
—Tengo los más lindos recuerdos de ese momento. Era la primera vez que venía a Cartagena. Quedé impactadísima. Me enamoré de la ciudad. Recuerdo que la corona fue para la colombiana Patricia López. Después hubo una celebración, sin embargo ninguna de las niñas que no clasificaron fueron a la cena. Pero yo sí fui. El jurado se me acercó a darme las gracias.

Hace 25 años fue Miss Universo. ¿Siente algo de nostalgia por esa época?
—Nostalgia no. En este momento me siento plena. Miss Universo me marcó la vida. No sé qué estaría haciendo si no hubiera obtenido la corona.
LO MÁS VISTO