Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Leticia de Fernández, una experta en subastas

Leticia de Fernández, una experta en subastas

REVISTA JET-SET

Esta española lleva solo dos años en Colombia y ya es un referente del arte en el país. Dirige la casa de subastas Lefebre & Mesa en Bogotá con la experiencia de lo que aprendió en la prestigiosa Sotheby’s en Nueva York, donde trabajó tres años.
Leticia Fernández rodeada de varias obras en el salón de exposiciones de Lefebre & Mesa, ubicado en la calle de los anticuarios en Bogotá. “El arte colonial está cogiendo mucho impulso, lo que no pasaba antes”, dice.
Por: Revista Jet-set.19/12/2017 12:14:00

Leticia dice que se lanzó al precipicio pero que afortunadamente cayó de pie. Hace dos años, por aventurar, esta española vino de paseo a Colombia por un par de semanas y terminó quedándose. Abrió con Gregorio Toulemonde, Lefebre & Mesa, una de las más exitosas casas de subastas de Bogotá. Antes de echarse al agua con su propio negocio, trabajó tres años en Sotheby’s, una de las más reconocidas casas de subastas del mundo, y en importantes galerías de Nueva York y España, lo que le sirvió para diferenciar los dos mercados.

Lea también: Las joyas más valiosas de la reina Isabel II

En Colombia no había una casa de subastas como la nuestra con cuatro departamentos: joyas, arte decorativo y muebles; pintura antigua y arte moderno”. Las piezas son seleccionadas por un equipo de profesionales encabezado por Ángela de Salinas y Catalina Campos, quienes tienen en cuenta el reconocimiento de los artistas, la antigüedad y el valor diferencial. “Cualquiera puede traernos sus objetos, nosotros los estudiamos y si nos interesa le pasamos una propuesta de precio”, dice Leticia.

Athosphere chromaplastique verte , Luis Tomasello, Acrílico en Madera Precio de salida: 35.100.000 pesos

A esta historiadora del arte de la Complutense, de Madrid, lo que más le apasiona de su trabajo es que todos los días descubre nuevos tesoros, como ella los llama y da la ‘pelea’ por tenerlos. En sus catálogos hay obras de Miró, Chagall, Obregón, Negret, Ramírez Villamizar y Rayo; además de un piano del siglo XVIII con teclas de marfil, un baúl de Louis Vuitton y el famoso anillo Pantera de Cartier.

Lea también: Subasta a la mesa

Han hecho cinco subastas desde abril de 2016 en las que han vendido la mayoría de los lotes. Leticia se emociona cada vez que alguien alza su paleta para pujar. “Es fascinante y adrenalínico. Los que asisten casi siempre repiten, eso quiere decir que es una buena experiencia”, dice, convencida.

Círculo de Pérez de Holguín, escuela virreinal alto peruana, S. XVIII. Óleo y dorado sobre lienzo. Procedencia: colección particular. Precio de salida: 35.100.000 pesos.

Entre sus compradores hay coleccionistas y otros que apenas empiezan a aproximarse al mundo del arte. “Tenemos piezas que van desde los 300.000 pesos hasta varios millones, no hay techo”. Reconoce que Colombia es una plaza muy importante para el mercado del arte latinoamericano pero se lamenta de que existan tan pocas casas de subastas porque eso aviva la competencia.

Pendientes de oro blanco de 18 quilates con diamante Joyería Riviera. Procedencia: colección particular Precio de salida: 11.500.000 pesos.

Es amiga de varios artistas aunque aclara que su función como casa de subastas no es promoverlos porque eso lo hacen las galerías. Aun así dice que le gusta mucho las obras de Jorge Cavelier, Luis Luna y Nadín Ospina, entre otros. “La lista es interminable, no sé ni por dónde empezar ni por dónde acabar porque luego me meto en follones y alguien va a decir y la mía qué”, bromea.

Lea también: ¡A Kim Kardashian la volvieron a robar!

Ella y su equipo ya están organizando la próxima subasta que será en febrero de 2018 y en abril estrenarán ‘casa’ porque la que tienen ya les queda pequeña.

LO MÁS VISTO