Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cartel de lujo por La Santamaría

Cartel de lujo por La Santamaría

Revista Jet-set

César Rincón volvió a reclamar la reapertura de la plaza de toros de Bogotá, y para hacerlo se rodeó de una nómina de matadores de lujo, entre ellos El Juli, Curro Vásquez, Juan José Padilla y José María Manzanares hijo. Los toreros firmaron un manifiesto a favor de la fiesta brava, mientras recibían el respaldo de Vargas Llosa y Fernando Botero.
El maestro César Rincón, entre dos figuras del toreo mundial: José María Manzanares hijo y El Juli. Los diestros pidieron la restitución de la fiesta brava en la capital de la República. “Si no lo hacen se vulnerará el derecho a la libertad”, dijeron. Foto: ©Imagen Reina/14.
Por: Edición 29518/11/2014 00:00:00
Hace un par de meses el maestro César Rincón aseguró en medio de un plantón taurino que organizaría una nueva protesta en caso de que el alcalde Gustavo Petro postergara la reapertura de La Santamaría. Y lo hizo, pero rodeado de un cartel de toreros de lujo que nunca antes, en toda la historia de la fiesta brava de la capital de la república, se había reunido.

Matadores de la importancia de Sebastián Castella, el veterano Curro Vásquez, El Juli, Juan José Padilla, Miguel Ángel Perera, Iván Fandiño, José Mari Manzanares y Luis Bolívar, entre otros, llegaron desde España y México como un acto de solidaridad con los novilleros colombianos que completaron más de 120 días de protesta en las afueras de la plaza. La cumbre sirvió para presionar la restitución del derecho a las corridas de toros que fueron suspendidas hace dos años. “¿Qué tal esta nómina de lujo? Difícilmente la volveremos a ver en Bogotá. Qué pesar que el encuentro haya sido en estas circunstancias”, comentó el experto taurino Iván Parra, mientras alentaba los gritos de protesta de los seguidores de la tauromaquia.

Los visitantes, esta vez sin trajes de luces, conocieron de primera mano la decisión de la Corte Constitucional que exigió la reapertura de la plaza en un término de seis meses. No obstante, las autoridades capitalinas le han dado largas al cumplimiento del fallo con el argumento de que el templo taurino necesita una restauración urgente que demoraría por lo menos un año y medio más. La licitación para las obras se abrió, lo que quiere decir que estarían listas después del gobierno de Petro. “Las nuevas generaciones de toreros no quieren ser futbolistas, ni arquitectos. Queremos que La Santamaría se abra lo más pronto posible”, exigió César Rincón.

Los diestros que llegaron a Bogotá apoyaron un manifiesto taurino que redactó el columnista Antonio Caballero y que en resumen exaltó los valores de tolerancia, tradición cultural y libertad de expresión alrededor del ruedo bogotano.

El nobel de literatura Mario Vargas Llosa, el cantautor Joaquín Sabina y el pintor Fernando Botero respaldaron la manifestación de los novilleros que en principio adelantaron huelga de hambre contra las medidas antitaurinas del burgomaestre. El embajador de España en Colombia, Ramón Gandarias, también se unió al plantón que ha tenido repercusión en los círculos culturales y artísticos del mundo.

La tarde de la manifestación pública estuvo para sacar pañuelos. Primero, las lágrimas de emoción de César Rincón por la exitosa convocatoria. Y segundo, porque a los olé y los gritos contra las decisiones del Palacio Liévano se sumó el homenaje al diestro José María Manzanares, quien murió hace unos meses. Su hijo José Mari, aún en periodo de duelo, viajó desde España hasta la plaza, donde recibió una bandera que firmaron varios novilleros colombianos.

Mientras esto sucedía, miembros de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y el Foro de la Juventud Taurina de Madrid, España, se concentraron en la plaza del distrito de Chamberí como muestra de apoyo al manifiesto que pactaron los matadores en Bogotá. ¿Qué más vendrá? César Rincón anunció desde ya que organizará una nueva faena de protestas.
LO MÁS VISTO