Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Carolina de Mónaco ¡Feliz de ser abuela!

Carolina de Mónaco ¡Feliz de ser abuela!

Revista Jet-set

Con champaña y expresiones de júbilo en plena calle de Londres, la princesa monegasca celebró con su familia el nacimiento de Sacha, su primer nieto y primogénito de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo.
Carolina de Mónaco era toda sonrisas a la entrada del hospital Portland junto a su hija mayor, Carlota Casiraghi, poco después del nacimiento del niño. Ambas se estrenan como abuela y tía, respectivamente. Foto: The Grosby Group.
Por: 11/4/2013 00:00:00
Los Grimaldi se diferencian de las demás casas de sangre azul de Europa por su estilo desenfadado, que no riñe con su elegancia y el honor de ser la dinastía reinante más antigua del Viejo Continente. Mientras que en las monarquías vecinas, como la británica, hasta los más gozosos acontecimientos se asumen con mucha mesura, sin excesos en la expresión de las emociones, la familia principesca de Mónaco no conoce límites de etiqueta al respecto. Mucho menos cuando se trata de la llegada del primer bebé a la familia desde 1999, cuando nació Alexandra de Hanover, la hija menor de la princesa Carolina. Así se pudo apreciar con creces el pasado 21 de marzo a las puertas del hospital Portland, de Londres, donde Andrea Casiraghi, el hijo mayor de Carolina, acababa de convertirse en padre por primera vez junto a su prometida colombiana, Tatiana Santo Domingo, de un niño al que llamaron Sacha.

Carolina, hija mayor de los recordados príncipes Rainiero III y Grace, y hermana de Alberto II, actual soberano del principado, había llegado con anterioridad a la capital inglesa apenas supo de la inminencia del parto. Como se vio en la entrada del hospital, ella no pudo ocultar el regocijo que la embargaba por convertirse en abuela. La princesa, conocida como una de las mujeres más elegantes del mundo, lució como cualquier señora, correcta, pero sin nada de maquillaje, y cómoda en unos vaqueros, bailarinas, abrigo oscuro y cartera.

A su lado estaba su hija mayor, Carlota Casiraghi, muy amiga de Tatiana y quien había arribado a Londres antes que ella para acompañar a su novio, el humorista francés Gad Elmaleh, a una presentación en el Royal Albert Hall. Ambas estallaron en risas al ver la llegada de Pierre Casiraghi, el otro hijo de Carolina, en compañía de amigos como Alex Dellal, exnovio de Carlota, en medio de una total algarabía y expresiones festivas por el nacimiento del nuevo integrante del clan. Todos saludaron calurosamente a Andrea, quien los bañó con champaña como símbolo de que este era uno de los momentos estelares de su vida. Los jóvenes millonarios no solo celebraron con tragos en plena calle, sino que además encendieron tabacos. Con ellos también estaban Julio Mario Santo Domingo III, hermano de Tatiana, y su madre, la brasileña Vera Rechulski, quien junto a Carolina hizo el anuncio oficial de su nieto, al que no alcanzaron a conocer sus abuelos. El padre de la mamá primeriza, Julio Mario Santo Domingo Braga, hijo mayor del industrial colombiano Julio Mario Santo Domingo, falleció justo por estas fechas en el 2009, mientras que el de Andrea, el empresario Stefano Casiraghi, pereció en 1990 en un accidente durante una competencia náutica.

Pero este no es el momento de recordar cosas tristes para las dos prestantes familias, que inauguran con Sacha una nueva generación. Tras la boda de sus padres, que al parecer se realizará en la segunda mitad de este año, el bebé se convertirá en tercero en la línea de sucesión al trono monegasco, al menos hasta que el príncipe Alberto tenga descendencia con su esposa Charlene.
LO MÁS VISTO