Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Carlos Correa el alcalde más guapo del país

Carlos Correa el alcalde más guapo del país

Revista Jet-set

El mejor alcalde del país cautivó a las mujeres de Montería con su pinta de galán. Su gestión también llamó la atención de la Fundación City Mayors que lo postuló al mejor mandatario del mundo. Si no gana tendrá el consuelo de sus seguidoras que lo besan y hasta le piden matrimonio.
“El poder es seductor, pero hay que saberlo manejar”, afirmó el alcalde Carlos Eduardo Correa Escaf, un político que se formó en el sector privado como ejecutivo de Carulla, Alpina y las franquicias de Hewlett-Packard en la costa Atlántica. Foto: Imagen Reina/14.
Por: Edición 2961/12/2014 00:00:00
El hombre que maneja los destinos de Montería, Carlos Eduardo Correa Escaf, ha recibido dos reconocimientos en línea. En octubre volvió a puntear la encuesta del Centro Nacional de Consultoría con una favorabilidad del 82 por ciento, por encima de Aníbal Gaviria, de Medellín, y el manizalita Jorge Rojas. El sondeo de Cifras y Conceptos, que tanteó la opinión de más de 1300 empresarios, le ratificó este título con un porcentaje del 58 por ciento de imagen positiva.

No obstante, el burgomaestre ha contado con otras distinciones que se resiste a aceptar y que salen del corazón de las mujeres de su tierra que lo llenan de piropos como “papacito”, “divino” y “nené hermoso” por donde quiera que va. Correa Escaf despierta en la población femenina, según sus asesores, la admiración que generó el entonces alcalde de Medellín Sergio Fajardo gracias a su pinta de galán.

“El aspecto físico ayuda a llegar a la gente, pero no sirve si no se tiene el carisma y la buena energía que en últimas son los mejores atractivos de las personas. No soy el más apuesto, solo que el poder es seductor y eso hay que saberlo manejar”, dijo el mandatario de 42 años.

Después de más de mil días frente a los destinos de la capital del porro, el exejecutivo de Carulla y Alpina todavía se sonroja cuando recuerda cómo en plena campaña electoral una mujer rolliza y por encima de los 50 años lo invitó a una velada íntima sin importar que la oyeran los cientos de asistentes. Le gritó que quería tener un hijo de él. Otra líder comunal, igual de osada, le pegó con algo de morbo en el trasero.

Muchas mujeres más, entre cabezas de familia y de la tercera edad, todavía lo abrazan y lo besan como a una especie de rey de corazones. Por fortuna la primera dama de la ciudad, María Victoria Salleg, no es celosa, pero está en alerta frente a las pasiones que despierta su marido: “Yo le digo ‘el Chicho Serna’ porque siempre está al pie del cañón”.

El conservador Carlos Eduardo Correa Escaf, sobrino de la diseñadora Amalín de Hazbún, proviene de dos familias trabajadoras y más bien parcas frente a los manejos de la política local. Por el lado paterno, sus abuelos emigraron de Medellín a Córdoba, donde abrieron La Cascada, conocida como la primera cadena de almacenes de la región sinuana. Por su lado, los Escaf, de origen árabe, se asentaron inicialmente en San Marcos, Sucre, y luego se diseminaron por el resto del Caribe colombiano.

Los crisoles donde se mezclaron las dos razas dieron hombres apuestos, amables y risueños como el dirigente monteriano, quien también recibió a mediados de año la nominación al mejor alcalde del mundo 2014, que le confirió la Fundación City Mayors, promotora del buen gobierno a nivel mundial.

Este organismo lo postuló después de analizar las gestiones de dos mil alcaldes, sin que él se diera cuenta, y luego lo incluyó en la selección de los 26 más destacados por cumplir con criterios como liderazgo, inclusión social, seguridad y protección del medio ambiente. El líder cordobés compartió la candidatura con tres mandatarios de América, entre estos el de Sucre, en Venezuela; Belo Horizonte, en Brasil, y Ciudad de Guatemala. “Estos reconocimientos generan confianza en nuestra región de parte del mismo Gobierno central y la empresa privada”. De hecho tres compañías hoteleras, entre estas GHL, construirán varios centros de descanso en una Montería que durante años fue estigmatizada por flagelos como el paramilitarismo y la corrupción administrativa.

“El alcalde más apuesto del país” conquistó las encuestas de favorabilidad con resultados tangibles que van desde el rescate del río Sinú con la apertura de un muelle turístico, la recuperación del espacio público del centro histórico, la construcción de cinco mil viviendas con la proyección de siete mil más y las mejoras del acueducto y alcantarillado en un ciento por ciento, una obra cofinanciada por el Gobierno nacional que estará lista antes de entregar su mandato.

“El niño lindo salió inteligente. De Montería no se hablaba bien hasta que llegó él”, dijo Carmen Hazbún, quien como muchas coterráneas considera a Correa una especie de rock star al que aplauden y le regalan besos. Cada vez que el burgomaestre visita el barrio donde ella vive sale con sus amigas a tomarle fotos. La mezcla paisa-árabe de Carlos Eduardo Correa de alguna manera lo ayudó a cautivar el voto femenino. Las mujeres formaron parte de la movilización de 82 mil monterianos a las urnas, donde llevaron a Correa hasta el palacio de la alcaldía.
LO MÁS VISTO