Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Camila Botero y Pascal Klapp celebraron su boda romántica en Pietrasanta

Camila Botero y Pascal Klapp celebraron su boda romántica en Pietrasanta

REVISTA JET-SET

La nieta de Fernando Botero y su novio dieron el sí en Pietrasanta, Italia, de relevancia en el mundo del arte moderno gracias al taller donde trabaja el pintor antioqueño. La fiesta, que duró tres días, tuvo como telón de fondo una catedral y un castillo renacentista. También hubo rumba en las playas del Mediterráneo.
El maestro Fernando Botero y su esposa, la escultora Sophia Vari, rodean a Camila Botero y Pascal Klapp antes de dirigirse al restaurante Villa Grabau, donde fue el banquete de bodas.
Por: Revista Jet-set.11/8/2017 14:00:00

El matrimonio de la nieta del maestro Fernando Botero, Camila Botero Llano, y el empresario de origen alemán, Pascal Klapp, rompió la apacibilidad veraniega de Pietrasanta, en La Toscana italiana, donde vive el célebre artista.

Los galeristas, dueños de boutiques, restauranteros y vacacionistas que merodeaban por la plaza principal hicieron un alto en la rutina para ver a los novios y el centenar de invitados que llegaron hasta Il Duomo di San Martino, donde fue el enlace matrimonial.

Lea también: Andrea Wild Botero y Rafael Kappeler, una boda a lo Botero

La ceremonia fue concelebrada por un líder luterano, cercano a la familia de Pascal que profesa esta religión, y monseñor Stefano D’Atri, uno de los jerarcas católicos que atiende los servicios del templo de estilo gótico, el más fotografiado en La Toscana. La boda, que contó con dos homilías ante la diferencia de credo de los novios, fue amenizada por un coro de músicos de origen colombiano que vive en Barcelona.

Los recién casados saliendo de la iglesia. Foto: Look Press Agency.

De esta manera, la joven pareja refrendó el amor. Hace seis meses se habían casado por lo civil en Austria, donde también estuvo Fernando Botero y su esposa, la escultora y joyera Sophia Vari.

En el día más importante de su vida, Camila llevó un diseño limpio y de corte retro que creó Paolo Milani, cercano a los Botero debido a su estrecha amistad con Vari y a su afinidad con las artes plásticas. “Por todo esto, la novia no dudó en buscar a Paolo”, dijo una fuente consultada por Jet-set. Las creaciones de Milani son piezas de museos y galerías, donde recibe continuos elogios de la crítica por apelar a materiales de reciclaje que utiliza en chaquetas y faldones de figuras geométricas.

Foto: Lina Botero - Instagram.

Después de la ceremonia religiosa, los 150 invitados se trasladaron al restaurante Villa Grabau, uno de los sitios más románticos de la provincia de Lucca, a solo siete kilómetros de Pietrasanta. La vía que conduce a la fortificación que fue construida en 1412 está bordeada por las canteras de mármol de Carrara. El paisaje de montañas rocosas y blancas, que a ratos parecen cordilleras cubiertas por la nieve, enamoró a Fernando Botero hace unos 40 años cuando decidió instalar su taller artístico en Pietrasanta.

Lea también: La boda de Ernst August Jr. en medio de una discordia familiar

Camila dio el sí justo allí por sugerencia del célebre abuelo. Villa Grabau, que cerró al público durante ese día, ha sido el epicentro de muchas bodas italianas, no solo por sus edificaciones renacentistas, sino por la amplitud de sus jardines impregnados por el aroma de las limonarias.

Fernando Botero Zea, papá de la novia, y Camila Botero. Foto: Look Press Agency.

Un día después, los asistentes siguieron la fiesta en el restaurante Bagno Silvio, en Forte Dei Marmi, que traduce Fuerte de mármol y que está ubicado a tres kilómetros de Pietrasanta. El lugar, construido en 1919, aún ofrece el servicio tradicional y exclusivo de los baños públicos que desde entonces congregan a los millonarios y a la nobleza italiana. La prensa local, como el portal Lucca in Diretta, destacó que el enlace matrimonial le dará más prestigio a Pietrasanta como destino de las bodas de las grandes personalidades de la bota itálica. El futbolista Luca Antonelli, del equipo Milán, también dio el sí en la catedral donde se casó Camila.

Lea también: Fernando Botero lanza libro de su vida y obra

Camila Botero, quien es hija de Fernando Botero Zea y Constanza Llano, y Pascal Klapp se conocieron en México, después de que ella cumplió el ciclo académico de su MBA en Administración, en el IESE Business School de Barcelona, y por los días en que él se dedicaba de tiempo completo a la banca. La pareja pasó la luna de miel en la misma Toscana y luego viajó a México, donde los dos emprenderán varios proyectos de mercadeo a través de las plataformas digitales.

Foto: Lina botero Instagram.

LO MÁS VISTO