Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Bridget Jones: de soltera a viuda

Bridget Jones: de soltera a viuda

Revista Jet-Set

Las millones de fanáticas de la serie de novelas sobre Bridget Jones, interpretada por Renée Zellweger en dos exitosas cintas de Hollywood, están en shock porque en la nueva entrega literaria, el galán Mark Darcy muere.
Renée Zellweger y Colin Firth como Bridget y Mark Darcy en Bridget Jones: al filo de la razón, cinta de 2004 basada en la segunda novela de la serie. La tercera parte causa desconcierto porque la autora lo mató a él, que es el personaje más querido por las lectoras. Foto: AFP
Por: Edición 26910/10/2013 00:00:00
A comienzos de octubre, las graves noticias de la parálisis del gobierno estadounidense o la horrenda guerra en Siria rivalizaron, entre las más seguidas en los medios de comunicación, con un tema frívolo como la aparición de la tercera versión de la historia ficticia de Bridget Jones, de la escritora inglesa Helen Fielding. El barullo se suscitó porque un extracto de la obra, publicado como abrebocas en el Sunday Times, de Londres, reveló que Mark Darcy, con quien la célebre heroína ha vivido un romance turbulento, ha muerto. Así, de ser una de las solteras más famosas del mundo, Bridget ha pasado a ser viuda, lo que conmovió tanto a las lectoras, que muchas hasta amenazaron con organizar un boicot global al libro, según lo anunciaron en las redes sociales.

Las admiradoras de las novelas han expresado su desilusión luego de casi 15 años a la espera de esta tercera entrega, porque la segunda, titulada Bridget Jones: The Edge of Reason (Bridget Jones: al borde de la razón), las había dejado en que luego de muchos malentendidos y hasta un desagradable paso por la cárcel, Bridget oía finalmente la propuesta de matrimonio del abogado Darcy, quien en principio le caía mal por ser algo rudo con ella. Era el final feliz de la historia de una típica soltera treintañera británica de los años noventa y comienzos del siglo XXI, que se sentía de malas en el amor, obsesionada con los kilos de más y atormentada por su afición al tabaco y el alcohol.

El relato tocó tanto las fibras de las mujeres de la época, que el primer libro, Bridget Jones’s Diary (El diario de Bridget Jones), fue escogido por lectores de Gran Bretaña y Estados Unidos como una de las novelas que definieron el siglo XX, junto a clásicos como 1984, de George Orwell, y El diario de Ana Frank.

Las películas basadas en ambos best sellers también barrieron en la taquilla en 2001 y 2004. Al prestarles su imagen a Bridget y a Darcy, Renée Zellweger y Colin Firth no solo afianzaron su imagen en Hollywood, sino que contribuyeron a que las lectoras se enamoraran aún más de los complicados personajes de las novelas. A ellos se les unió en el celuloide Hugh Grant, como Daniel Cleaver, el mujeriego y deshonesto hombre que traiciona varias veces a Bridget.

Ahora, en la tercera versión, titulada Bridget Jones: Mad About the Boy, la protagonista sigue escribiendo su diario, en el cual cuenta que tiene 51 años y ha enviudado hace cinco de Darcy, de quien le han quedado dos hijos, Mabel y Billy. A sus obsesiones con el peso, el trago y el alcohol se ha sumado una más: la de las arrugas, y se ha convertido en una cougar (algo así como “asaltacunas”), pues sale con Roxter, un apuesto joven de 30 años. Daniel Cleaver sigue presente en su vida y hasta es el padrino de sus niños.

En el extracto publicado por el Sunday Times no quedan claras las causas de la muerte de Darcy, pero se anunció que Jones lo cuenta en un flashback en el libro, cuyo lanzamiento se espera para mediados de octubre. El caso es que el deceso de Darcy, carácter inspirado en un personaje de la novela Orgullo y prejuicio, de Jane Austen, interpretado también por Firth en una versión para televisión de esta obra, provocó 15 mil menciones en Facebook en solo 24 horas y una lluvia de lamentos y protestas en Twitter. “Mi desesperado corazón está devastado”, “¡Noooo! ¡Darcy no puede morir!”, “Si Darcy murió no tengo más razón para seguir viviendo”, rezaban algunos de los trinos. Alguien incluso llegó a sugerir que él solo finge su muerte y luego aparece como leñador en un remoto paraje del Pacífico.

Varios periodistas británicos calificaron de cuestionable el giro que le dio a la novela su autora Helen Fielding, quien dice que la obra no es autobiográfica, aunque tiene coincidencias con su personaje: también está por los 50, tiene dos hijos y terminó con el ejecutivo de televisión Kevin Curran, con quien igualmente tuvo una relación convulsionada.

El impacto por la nueva novela es el episodio más reciente de una historia que se inició cuando Fielding creó a Bridget Jones como protagonista de la columna semanal que escribió para el periódico inglés The Independent, entre 1995 y 1997. Un año después siguió publicándola en The Telegraph hasta 1998 y la retomó entre 2005 y 2006 en The Independent. En su diario, aquella treintañera satirizaba las manías de las mujeres y las tendencias sociales de la Gran Bretaña de ese momento. La acogida fue tal que suscitó los libros y las dos adaptaciones cinematográficas, a las cuales seguirá una nueva que narrará el llorado fallecimiento de Mr. Darcy.
LO MÁS VISTO