Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La boda de Ernst August Jr. en medio de una discordia familiar

La boda de Ernst August Jr. en medio de una discordia familiar

REVISTA JET-SET

El heredero de la casa real de Hanover de Alemania conmueve a la realeza europea al desposar a la rusa Ekaterina Malysheva, en contra de la voluntad de su padre, el príncipe Ernst August, marido de Carolina de Mónaco.
Sus altezas reales se casaron en la tradicional Market Church de Hanover, donde hacía 66 años no se desposaba un príncipe de la dinastía. Ernst August Angust Andreas Philipp Constantin Maximilian Rolf Stephan Ludwig Rudolph es además duque de Brunswick- Lüneburg y príncipe de Gran Bretaña e Irlanda.
Por: Revista Jet-set.31/7/2017 16:00:00

El ‘gotha’ europeo se volcó complacido al casamiento, pero quizá se hubiesen visto testas coronadas de mayor rango y más conocidas, de no ser por el “drama imperial”, como dijo W, que protagoniza la casa real de Welf.

Lea también: Los reyes de España y su histórica visita a Londres

Para entender la magnitud de uno de los eventos sociales del año en Europa, hay que recordar que el padre del novio sería monarca si en 1866 no hubiese desaparecido el reino de Hanover, uno de los pequeños tronos en que se dividía la actual Alemania. Es una de las casas de mayor prosapia y por eso, Ernst August Jr. es además príncipe de Inglaterra e Irlanda, de cuya reina Isabel es pariente, al igual que de los reyes Juan Carlos y Sofía de España, de la reina Margrethe de Dinamarca, del rey Constantino de Grecia y muchos otros príncipes. Victoria I, quien selló una era en Gran Bretaña, era una Hanover.

Foto: Look Press Agency.

El linaje posee un patrimonio que ronda los 600 millones de dólares y el valor de su fortuna en arte es incalculable. Hace unos años, como una salida a sus problemas fiscales, el príncipe Ernst le cedió una buena porción al novio, quien ahora se niega a devolvérsela. Por eso no fue al casamiento y ello pudo llevar a otros parientes reales a declinar la invitación pues se han formado dos bandos. De su esposa, Carolina de Mónaco, de quien está separado, se dice que está aliada con su hijastro Ernst August y que mandó a todos sus hijos en señal de aprobación.

Ernst de Hanover. Foto: AFP.

Lea también: El príncipe Ernst de Hanover destronado por su hijo

La capital de Baja Sajonia celebró por diez días el enlace del primer príncipe de su casa en hacerlo en la tradicional Market Church en 66 años. Como en un relato de Perrault o los hermanos Grimm, los habitantes se volcaron a las calles. Un centenar de ellos, ataviados con el traje autóctono, formó la guardia de honor que escoltó a los recién casados en su recorrido por la ciudad en el mismo coche que condujo a los reyes antepasados de Ernst August Jr.

Pierre Casiraghi y la italiana Beatrice Borromeo. Foto: Look Press Agency.

Hanover también revivió sus brillantes días de sede real en la tiara de la novia: la llevó la princesa Victoria Louise de Prusia, hija del káiser Wilhelm II, en su boda con el príncipe Ernst Augustus III, último monarca del reino de Hanover, el suceso nupcial más concurrido por la realeza antes de la Primera Guerra Mundial.

Carolina de Mónaco. Foto: AFP.

Lea también: The Crown llega con su segunda temporada

Ekaterina le confió el diseño de su trousseau, de opulentos textiles y pedrería, a su amiga Sandra Mansour, quien se inspiró para ello en el lujo de la Rusia de los zares.

Fotos: Look Press Agency.

Tras la ceremonia, el novio dio espléndidas recepciones en dos de las propiedades en disputa con su padre, el palacio de Herrenhausen y el castillo de Marienburg. En ellos no faltó la representación colombiana a través de los descendientes del fallecido industrial Julio Mario Santo Domingo, cuyo nieto, Julio Mario III, fue uno de los testigos de Ernst August Jr. en su matrimonio civil.

Tatiana Santodomingo, su esposo Andrea Casiraghi y sus hijos India y Sasha. Foto: Look Press Agency.

LO MÁS VISTO