Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Ayerbe & Quintana las bodas de moda en Cartagena

Ayerbe & Quintana las bodas de moda en Cartagena

Revista Jet-set

Los diseñadores Francisco Ayerbe y Germán Quintana, pioneros de la alta costura en el país, ahora organizan eventos y bodas como la de Ana Margarita Albir, la nieta del industrial Luis Carlos Sarmiento Angulo. La pareja le abrió las puertas de su casa en Cartagena a Jet-set.
Francisco y Germán cerraron su atelier en Bogotá y hace cinco años se fueron a vivir a Cartagena, donde se dedican a organizar bodas y eventos. Foto: ©Andrés Rozo/14.
Por: Edición 29210/10/2014 00:00:00
“Hace cinco años, al poco tiempo de radicarnos en Cartagena nos empezaron a llamar a preguntarnos qué lugares y qué chefs recomendábamos para una boda, un cóctel o una cena. A la quinta llamada y después de conocer muy bien el medio y su oferta nos ofrecimos para organizar el evento”, cuenta Francisco Ayerbe. Desde entonces planificaron la boda de las dos nietas del industrial Luis Carlos Sarmiento Angulo, María Alejandra y Ana Margarita Albir; y de Rossana Vallejo y Alex Zielcke, dueños de la tienda Le Collezioni.

Trabajan juntos desde hace más de 30 años y son una pareja estable. Hacen un esfuerzo para no llevar los problemas del trabajo a la casa y por eso tienen sus roles bien definidos. Francisco se encarga de sintetizar las ideas, de la planificación y producción, mientras que Germán se involucra más en la atención al cliente, en conseguir las locaciones y conformar el equipo de profesionales. Finalmente ambos definen el estilo del evento. En su Facebook “Ayerbe & Quintana Life Style” dan consejos de moda y de lo que hay que tener en cuenta para planificar una boda.

Su estilo es clásico y odian las cosas rebuscadas. “Las tendencias son pasajeras y dentro de ellas hay cosas que pasan la prueba implacable del tiempo y otras que no, esto aplica tanto para la moda como para la decoración. Si surge una idea que no nos gusta, le preguntamos al cliente ‘¿cree que esto se va a ver bien en las fotos dentro de 20 años?’ Eso siempre inclina la balanza a nuestro favor”, complementan.

Son los pioneros de la alta costura en el país y los diseñadores consentidos de las mujeres del jetset colombiano, como Lina Botero, Nohra de Pastrana, Noemí Sanín y Gloria Zea, quien fue su musa y su imagen publicitaria durante algunos años. Con ellas y todas las demás establecen no sólo una relación comercial, sino amistades entrañables que perduran con los años, al igual que la moda. Un vestido Ayerbe & Quintana es tan exclusivo como un Óscar de la Renta o un Valentino. Ellos abrieron el camino para otros diseñadores colombianos, pues fueron los primeros en llevar su moda al exterior. En 1999 presentaron su colección en el Hotel Ritz de Madrid frente a todo el jetset español, e Isabel Preysler, la exesposa de Julio Iglesias, los invitó a su casa y quedó fascinada con sus creaciones. Sus vestidos son un sello en matrimonios y galas. Diseñaron el traje de Francisco Flores, expresidente de El Salvador, y el de su esposa Lourdes para la boda del príncipe Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock.

La decisión de radicarse en La Heroica la tomaron durante un vuelo de Bogotá a Madrid. Francisco le preguntó a Germán qué le parecía la idea y a él le gustó, pero no la veía posible debido a sus compromisos laborales. “Yo le dije: ‘la opción de continuar igual es la que yo no veo posible, pues cada vez es más distinta a la vida que quiero llevar’. Ya no sentíamos satisfacción en el trabajo, se nos estaba yendo el noventa por ciento del tiempo en hacer lo que no queríamos y el diez restante en lo que nos gustaba”, cuenta Francisco.

Son buenos embajadores de esta ciudad que les parece inspiradora y, aunque pequeña, cada vez más cosmopolita. Su casa colonial en el barrio San Diego, muy cerca al Hotel Santa Clara, es un templo al buen gusto. “Cuando la compramos

hace 25 años estaba en un sector abandonado de calles peligrosas. Lo que más nos gustó es que no era la típica casona de dos pisos, oscura y de paredes húmedas, sino que tenía la simplicidad de una casa caribeña con un patio central que convertimos en un jardín y un traspatio donde ahora queda la piscina”. La decoración conserva el estilo clásico que los caracteriza y en ella resaltan algunos cuadros en gran formato pintados por el mismo Germán, quien tomó clases con el maestro Antonio Roda. Se trata, en su mayoría, de representaciones de figuras humanas. “Me parece que el desnudo es una manifestación de libertad”. Ha colgado su obra en Casa Pombo y San Agustín, en Cartagena, y quiere exponer en Europa en el 2015. Germán estudió diseño de interiores en Suiza, y Francisco se graduó como arquitecto de la Universidad de los Andes.

Además de una exclusiva marca, el nombre Ayerbe & Quintana también representa un estilo de vida. Su fama de excelentes anfitriones entre el jetset nacional trasciende las murallas del Corralito de Piedra. Atienden a sus invitados de una forma exquisita. Les encanta cocinar y sentarse a conversar con sus amigos y sus clientes en medio de la brisa cartagenera.
LO MÁS VISTO