Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Armando Benedetti “Hay mucho congresista gay en el clóset”

Armando Benedetti “Hay mucho congresista gay en el clóset”

Revista Jet-set

El legislador barranquillero busca que Colombia se encuentre a la altura de México, Uruguay y Argentina, donde se aprobó el matrimonio entre las personas del mismo sexo. Pero su lucha no ha sido de color rosa: le tocó enfrentarse a las tradiciones del viejo país. Así habló con Jet-set.
Armando Benedetti no solo es partidario del matrimonio gay, sino también de la adopción entre las parejas del mismo sexo: “Aunque en el proyecto de ley no incluimos esta última parte, considero que los niños que tienen padres gays o madres lesbianas crecen sin traumas”. Foto: ©Imagen Reina/13.
Por: 25/4/2013 00:00:00
El senador barranquillero Armando Benedetti alborotó el avispero nacional con la promoción del proyecto legislativo que busca aprobar el matrimonio gay en Colombia. La Iglesia, el procurador Ordóñez, La U, el Partido Conservador y algunos sectores LGBTI se enfrentaron al polémico congresista. “Hasta dijeron que yo era gay”, afirmó Benedetti.

Hay gente que todavía sostiene que usted es gay. –Me importa un carajo lo que piensen. Me da hasta risa. Tengo una hija de 26 años y ella me ha apoyado en el proceso de la ley. Mi otro hijo, de 12 años, también es muy fresco. Ellos se burlan cuando les preguntan si su papá es homosexual.

¿Así de tranquilos son sus hijos? –Hace tres años mi hija llamó a mi jefa de prensa para decirle que en México andaban diciendo que Benedetti era el Milk colombiano, haciendo alusión al activista gay estadounidense de los años setenta. Con esto mi hija se murió de la risa.

Con el tema gay usted dice que ha sido muy fresco. Pero su padre, Armando Benedetti, era un poco conservador. –Nací en un ambiente de ideas liberales y por consiguiente respetuoso de las diversidades de todo tipo. Esto se lo debo a mi papá.

Usted es de la Costa, una región con el estigma de machista y prejuiciosa con lo gay. –La región más incluyente del país es la Costa Caribe, y más Barranquilla. Los primeros bares gay de los sesenta estaban en mi ciudad. Las personas LGBTI tienen espacio en el Carnaval. En Antioquia es donde hay más asesinatos por discriminación.

Pero no todos piensan así. El senador Roberto Gerlein dijo que “le daba asco que dos varones compartieran catre”. –Me dio pesar que no sea capaz de ponerse en los zapatos del otro. El irrespeto a las minorías en nada contribuye a la paz.

¿No hubiera sido mejor que un activista LGBTI asumiera las banderas de esta ley? –Me parece ofensivo pensar así. No se debe creer que si uno legisla para los bomberos hay que ser bombero. Si alguien LGBTI hubiera propuesto esta ley, lo habría hecho en beneficio propio.

¿Cree que el procurador Ordóñez y su concepto de familia tradicional contribuyen a la tolerancia? –El procurador que tenemos terminó diciendo algunas cosas de su función pública con base en su religiosidad.

Hay muchos congresistas así... –Hay legisladores religiosos que creen que Dios no permite el amor entre las personas del mismo sexo y no legislan para los que piensan lo contrario. Existe un Estado papá que dice con quién se debe hacer el amor. Hay personas que no les cabe en la cabeza que hay otros iguales a ellos que hacen el amor diferente. Se le meten en la cama a la gente. ¡Atrevidos!

Por todos lados hay gente torpedeando el matrimonio gay. El papa Francisco se opuso a esto en Argentina, cuando era cardenal... –Pero tuvo una oposición moderada. Ahora solo espero que en su “show del humilde”, de tirarse al piso y esas cosas, también se preocupe por reivindicar a las minorías.

¿Tiene amigos homosexuales? –No tengo amigos. Soy una persona muy sola. Ando con mi novia. Incluso soy distante con mi familia. A mis padres debería pararles más bolas. El día que fallezcan me va a dar remordimiento.

¿Ha rumbeado en bares gay? –Fui a Teatrón con una amiga que estaba buscando novia.

¿Abanderar el proyecto de ley del matrimonio igualitario da votos? –Para nada. Algunos magistrados que son homosexuales me investigan más. Los columnistas que son homosexuales me dan más duro.

¿Cuántos gays hay en el Congreso? –Hay mucho congresista gay, pero en el clóset.

¿Por qué no salen? –Pregúnteles a ellos.

¿Uno nace o se hace gay? –Creo que nadie escoge ser homosexual o heterosexual. La sociedad y la familia también ayudan a determinar la sexualidad.

Dicen que usted es más activista del movimiento LGBTI que sus miembros. –Ellos están satisfechos con lo que les ha dado la Corte Constitucional, es decir, seguridad social, pensión y derecho patrimonial para las parejas igualitarias, pero después de dos años de convivencia. No quieren entender que con la ley que he promovido los derechos se adquieren de inmediato, después de ir adonde un notario.

¿Cree que la Colombia de hoy es más liberada? –Este es un país cavernícola, rural, agrario, retardatario, conservador, godo e hipócrita.
LO MÁS VISTO