Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Andrea Wild: Una flaca de Botero

Andrea Wild: Una flaca de Botero

En el arte

La hija de Lina Botero no pinta, pero se dedica al arte. En Londres cursa una maestría en Negocios Artísticos.
Andrea Wild. Foto: Archivo Particular.
Por: Edición 26111/6/2013 00:00:00
Desde los 9 años, cuando se fue de Bogotá, Andrea Wild Botero ha vivido entre Nueva York, México y Londres. La hija de Lina Botero siguió un largo periplo por dos continentes hasta encontrar el camino que la condujo al arte. De alguna manera recibió la influencia de su mamá, quien es la representante y curadora de las exposiciones del maestro Fernando Botero en todo el mundo.

En la capital británica, Andrea Wild se inscribió en el prestigioso Instituto Sotheby’s, donde cursa una maestría de negocios en función del arte. Pero antes de que iniciara este proceso académico trabajó en Acquavella Galleries, de Nueva York, una galería creada en 1921, pero muy afín con los nuevos exponentes de la pintura contemporánea.

La nieta del maestro Fernando Botero también fue parte de la nómina de empleados de Art Basel Miami y de la feria de arte Frieze, de Londres. En México fue colaboradora del escultor Rivelino, conocido por sus instalaciones monumentales. Allí mismo, en el D.F., empezó a escribir su blog sobre las nuevas corrientes artísticas, casi para descubrir quiénes son los sucesores de su abuelo.

Con Lina Botero trabajó en el montaje de la muestra conmemorativa de los 80 años de Botero, que se realizó en el Palacio de Bellas Artes. Entre las dos, también escribieron los textos del libro Casa mexicana, que fue ilustrado por Massimo Listri, el fotógrafo de Architectural Digest Italia.

¿Y qué hace Andrea cuando no trabaja o estudia? “Me gusta viajar, viajar y viajar”. Próximamente se irá con Lina a Namibia y Botswana.
LO MÁS VISTO