Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Andi Baiz revive el Bogotazo

Andi Baiz revive el Bogotazo

Revista Jet-Set

Roa, el tercer filme del caleño Andrés Baiz, inaugurará el Festival de Cine de Cartagena el 21 de febrero. La cinta, que cuenta la vida de Juan Roa Sierra, el presunto asesino de Jorge Eliécer Gaitán, tiene en su cartel a la estrella Catalina Sandino, quien actúa por primera vez para un director colombiano.
Andrés Baiz asegura que Roa no es un documental ni un thriller político sino la historia de un asesino que va a enamorar a los espectadores con su ingenuidad y fantasía. Foto: Imagen Reina/13.
Por: 7/2/2013 00:00:00
“El 9 de abril de 1948 fue el día en que Colombia perdió la virginidad”. Con esta frase resume Andrés Baiz, mejor conocido como Andi Baiz, la trama de su tercera película, Roa, que se estrenará en el Festival Internacional de Cine de Cartagena. La historia está inspirada en el Bogotazo y aunque son pocos los datos que se conocen de Juan Roa Sierra, el presunto asesino de Jorge Eliécer Gaitán, se sabe con claridad que era un tipo con ínfulas de grandeza que se creía la reencarnación del general Santander, era fantasioso e iba adonde un quiromántico para que le leyeran la mano. “El clásico agorero que le deja todo a la suerte, convencido de que nació para grandes cosas”, dice el cineasta caleño.

Baiz, de 37 años, se enamoró de este complejo personaje en el 2008 después de leer la novela El crimen del siglo, del bogotano Miguel Torres. Sobre el guion, redactado a cuatro manos con la escritora y actriz Patricia Castañeda, explica que no es un thriller político, sino el perfil psicológico de un hombre atrapado en la fatalidad de su propio destino: “Roa piensa que controla la vida, pero en realidad es la vida la que lo controla a él, como en la tragedia griega”.

Juan Roa Sierra es interpretado por Mauricio Puentes, un actor que debuta en la pantalla grande. “Yo estaba buscando un Roa que me recordara a Buster Keaton, un actor y director de cine mudo, contemporáneo de Charles Chaplin. Hice un casting de más de sesenta actores y Mauricio me dio lo que necesitaba. Es muy histriónico y tiene una expresividad bastante ingenua. Quería para este papel a una persona anónima, como Roa Sierra, no una cara famosa”, cuenta Baiz.

Catalina Sandino hace el papel de María de Jesús Forero, la mujer de Juan Roa Sierra. Es la primera vez que la actriz nominada a un Premio Oscar trabaja para un director colombiano. “Conocíamos el interés de ella por rodar en el país, así que le envié el guion y le gustó. Es una persona que cuestiona muchísimo su personaje y lo que tiene que hacer. Eso me gusta porque le sube el nivel a la película”, afirma Baiz.

El actor Santiago Rodríguez encarna a Jorge Eliécer Gaitán. “Fue una decisión arriesgada porque Santiago viene de hacer comedia, pero yo quería un actor que me transmitiera carisma, seguridad y presencia. Confié en él y no me arrepiento en lo absoluto, creo que hace un Gaitán diferente, es un político que transmite respeto y un orador excepcional”.

Roa se grabó en Bogotá, en más de cuarenta y cinco locaciones ubicadas particularmente en los barrios del Centro, incluidos La Candelaria, La Perseverancia, Teusaquillo y Palermo. “Lo más complejo fue recrear la Bogotá de 1948, que es muy diferente a la de hoy. Donde poníamos la cámara veíamos grafitis, bolardos, carros o escuchábamos un ruido moderno. Nos tocó cerrar calles y vestir a cientos de extras a la usanza de la época”. La escena más compleja la rodaron en el Salto del Tequendama, en plena cascada, un lugar peligroso y pequeño. Allí Roa intenta suicidarse y un fotógrafo, interpretado por Héctor Ulloa, le pregunta si quiere tomarse una foto antes de lanzarse.

La película fue producida por Dynamo con la participación de RCN Cine y la coproducción de la empresa argentina Patagonik Film Group (El hijo de la novia y Nueve reinas). Costó tres mil millones de pesos y se estrenará en los teatros el 5 de abril, justo en la semana en que se conmemoran sesenta y cinco años del asesinato de Gaitán.

En esta ocasión Baiz, conocido como uno de los cineastas más arriesgados del cine contemporáneo colombiano, quiso alejarse un poco del tono oscuro de sus dos cintas anteriores, Satanás y La cara oculta. “Aunque Roa es un supuesto asesino, a diferencia de Eliseo en Satanás, que es basado en Campo Elías Delgado (el autor de la masacre de Pozzetto), es noble, ingenuo y no lleva la guerra por dentro. Estoy seguro de que el público se va a enamorar de él”, asevera Andrés mientras bebe la tercera copa de aguardiente en el Café Pasaje, a pocas cuadras del lugar donde cayó asesinado el caudillo liberal.
LO MÁS VISTO