Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Anderson Cooper salió del clóset

Anderson Cooper salió del clóset

Revista Jet-Set

El periodista de la cadena CNN, hijo de la millonaria Gloria Vanderbilt, sorprendió a los gringos con su declaración de que es gay, lo cual era un secreto a voces desde hacía años.
Nació en 1967 y estudió en la Universidad de Yale. Fue modelo de Ralph Lauren, trabajó en la CIA y es uno de los periodistas de mayor credibilidad de Estados Unidos. Foto: AFP.
Por: 11/7/2012 00:00:00
La noticia es vieja para quienes lo conocen en Nueva York y lo han visto en eventos en pro del orgullo gay. Pero para la mayoría de la gran audiencia que ha hecho de él uno de los periodistas más vistos y con mayor credibilidad de Estados Unidos y el mundo, resultó una sorpresa semejante confesión tan íntima, con la cual se expuso a perder la confianza –y de paso la sintonía– de aquellos televidentes que ven con malos ojos a los homosexuales.

El rumor de que Cooper era gay circulaba desde hacía años. Siempre se le veía solo en actos públicos, a pesar de ser, además de exitoso, guapo y educado en Yale, muy rico, por ser heredero de la fortuna Vanderbilt, una de las más opulentas en la historia de Estados Unidos. Los chismes de sus reales preferencias sexuales, además, eran sazonados con esporádicas fotos suyas de paseo con un hombre llamado Benjamin Maisani, de quien se dice que es su pareja de vieja data.

Finalmente, el mito se rompió a finales de junio, cuando en su blog de asuntos gay del portal The Daily Beast, su amigo, el escritor Andrew Sullivan, se refirió al delicado tema de las discriminación y el matoneo. El caso de Tyler Clementi, el estudiante que se suicidó porque un compañero de la universidad lo grabó teniendo sexo con otro hombre, motivó sus comentarios. En privado, Sullivan le pidió su opinión al respecto a Cooper, quien en su respuesta por correo electrónico se despachó y lo autorizó a publicarla.

El célebre reportero de guerra y de zonas de desastre dijo que sus convicciones profesionales siempre le hicieron creer que un periodista nunca debe hablar de sus creencias religiosas ni de sus amores. “Prefiero apegarme a mi trabajo y contar las historias de otras personas y no la mía”, escribió. Y recordó que ni en el libro de memorias que publicó hace algunos años se atrevió a mencionar su vida sentimental. Hace poco, sin embargo, comenzó a pensar que, con esa fidelidad a esos principios, “he dado la impresión equivocada de que estoy ocultando algo, algo que me hace sentir incómodo, avergonzado e incluso temeroso”, dijo, antes de concluir: “Eso es angustiante, porque simplemente no es verdad. El hecho es que soy gay, siempre lo he sido, siempre lo seré y no podría estar más feliz, tranquilo y orgulloso de mí mismo”, afirmó en el aparte más impactante de su testimonio.

Aunque en todo el mundo muchos se preguntaron por qué un periodista serio como él hacía semejante revelación, más predecible en una estrella de la farándula, lo cierto es que él dio la respuesta clara en su mensaje: “Se siguen presentando muchos incidentes de matoneo a gente joven, así como violencia y discriminación contra personas de todas las edades por su orientación sexual, y creo que vale la pena dejar claro en qué lado estoy”. También habló de la importancia de levantarse y ser tenido en cuenta. “No soy un activista, pero sí un ser humano y no voy a renunciar a ello por ser periodista”, expresó.

Aunque su manifiesto fue muy filosófico, Cooper dio ciertas pistas sobre su hasta ahora misteriosa vida íntima. Dijo que es muy abierto acerca de su homosexualidad con sus familiares, amigos y colegas. “Amo y soy amado”, aseguró, lo que fue visto como una confirmación de su relación con Benjamin Maisani, quien es dueño de un bar llamado Eastern Bloc, en Manhattan. La casa de la pareja, en el Greenwich Village, epicentro gay de La Gran Manzana, es una vieja estación de bomberos convertida en vivienda. Los paparazzi suelen captarlos en sus días de descanso, pero jamás se han visto juntos en los muchos eventos mediáticos a los que asiste Cooper, considerado uno de los 50 personajes más influyentes de Estados Unidos y conductor de programas como Anderson Cooper 360°, en la cadena CNN.

Este giro inesperado en la fama de Cooper es solo uno más en la azarosa vida de su familia. Su madre, la diseñadora, actriz y escritora Gloria Vanderbilt, fue la típica “pobre niña rica”, al protagonizar el pleito más escandaloso del siglo XX de custodia de un menor. Años más tarde, Carter, el hermano mayor de Anderson, se suicidó arrojándose desde una ventana. Ahora, Cooper se suma a la lista de famosos que han salido del clóset en los últimos años, como Ellen DeGeneres, Ricky Martin y Zachary Quinto.
LO MÁS VISTO