Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

En las buenas y en las malas

En las buenas y en las malas

Revista Jet-set

Algunos son como el agua y el aceite pero a pesar de las diferencias tienen una amistad a prueba de todo. Ellos insisten en que su relación no tiene pretensiones amorosas, aunque los escépticos opinen que la amistad entre hombres y mujeres no existe.
Lo que más divierte a Samper es cuando Amparo se sube en una mesa y le canta el Happy Birthday al estilo Marilyn Monroe. Foto: ©Imagen Reina/13.
Por: Edición 26716/9/2013 00:00:00
Ernesto Samper y Amparo Grisales
Es común que hagan bromas sarcásticas acerca de sus personalidades y ya perdieron la cuenta de los años que lleva su amistad. Hablan por lo menos una vez por semana, y cuando Ernesto Samper oye la palabra urgente sabe que debe correr de inmediato a la casa de Amparo. “Tiene un perro insoportable, un ‘chandoso’ de estrato seis, que es muy escandaloso pero ella lo adora, el perro no deja ni hablar y cuando uno se va a despedir ladra mucho”, dice el expresidente.

Amparo cuenta que aunque en el Twitter sus seguidores los tildan de amantes, ellos son simplemente amigos y nada más. “Me encanta el sentido del humor de Ernesto y me río con cada uno de sus apuntes. También tengo una relación muy cercana con Jacquin Strouss, su esposa. Una de las cosas que lo divierte es cuando le canto el Happy Birthday al estilo Marilyn Monroe”, cuenta la actriz.

Uno de los momentos que recuerdan con cariño fue cuando Samper estuvo en cuidados intensivos y Amparo saltó todas las barreras de seguridad para verlo. “Entró como un ciclón a la sala, con un oso de peluche gigante que todavía conservo. Así es ella, muy sensible y humana”, dice el exmandatario. Bromea con que lo único que no haría es revelar la edad de ‘La Diva’, como la llama cariñosamente, porque eso sí acabaría con su amistad.

Ángela Posada y David Luna
La relacionista pública y el político llevan una amistad relajada. Les queda imposible verse todas las semanas por razones de trabajo pero saben que siempre van a estar ahí el uno para el otro, no importa la hora ni el plan que sea. Ángela cree plenamente en que una mujer puede ser amiga de un hombre sin necesidad de tener una relación amorosa. No le ve ningún defecto a David aunque, recalca, que en ocasiones no comparte sus preferencias electorales. Por su parte, David dice que ‘angelita’ es un poco acelerada, decidida, emprendedora y buena anfitriona, las fiestas que organiza en su casa son las mejores. Además, es buena amiga de su novia Laura García con quien lleva un año y medio de relación. Él también destaca que Ángela se le mide a todo, hasta a entregar volantes con su nombre en la calle cuando él está en campaña. Lo único que no le perdona es que en Montería en un paseo con un grupo de amigos, lo hizo dormir en una cama pequeñita y padeció una de las peores noches de su vida.

Camilo Chaparro y Darcy Quinn
A este par de periodistas los unió las investigaciones del Proceso 8.000, Darcy cuenta que una vez estaban entrevistando al entonces procurador general Jaime Bernal Cuéllar y a Camilo se le ocurrió la brillante idea de preguntarle si él era el abogado del diablo. El político se paró furioso y se arrancó el micrófono de su camisa. En el ajetreo se cayó una lámpara al piso y se quemó la alfombra de su despacho. “Salimos corriendo y eso si parecía un infierno”, dice Quinn riéndose. En ocasiones han peleado cuando uno logra ‘chiviar’ al otro, pero al día siguiente ya están otra vez intercambiando datos y opiniones.

Darcy dice que su papá, Tom Quinn quien murió en 1996 en un accidente de tránsito, le recomendó a Camilo que la cuidara y desde entonces no la desampara. Él define la amistad con Darcy como un paracaídas que se abre justo en el momento y el lugar que se necesita.

La periodista de Caracol Radio, quien participa en campañas de protección animal, quisiera que Camilo fuera más sensible con los animales, en especial con su perrita labradora Blacky.

Vicente Casas y Adriana Tarud
Su amistad los ha llevado a trabajar juntos en su empresa de relaciones públicas: Rancho Aparte. Vicente dice que él es el mayordomo y Adriana la vaquerita. Él la secunda en todas sus ideas.Se conocieron hace cinco años en el periódico El Tiempo cuando él era gerente de mercadeo y Adriana, directora ejecutiva de Señorita Bogotá. Adriana dice que Vicente además de ser creativo es diferente a todo el mundo, y confía ciegamente en él. “Lo regaño cuando toca. Tiene un humor negro irremediable y me hace pasar unas penas horribles. Una vez me preguntó en un ascensor, lleno de gente, si ya se me había pasado la diarrea. Él habla de temas en voz alta que ruborizarían a cualquiera”, comenta Adriana. A pesar de que se ven en la oficina todos los días, también hacen planes fuera de ella, en los que incluyen por lo general al esposo de Adriana, el actor Rafael Novoa, y a su hija Alana. Vicente piensa que la sociedad laboral que tiene con la exreina ha funcionado principalmente porque está basada en el respeto y en la franqueza con la que se dicen las cosas.

Christian Salazar y Alina Vélez
Se llaman todo el día, chatean, se ven a diario, almuerzan juntos y sus oficinas quedan a menos de una cuadra. Comparten hasta el conductor, “John manejaba mi carro y Alina me lo pedía prestado todo el tiempo hasta que decidí cedérselo”, cuenta Christian. Por sus personalidades cualquiera diría que son como el agua y el aceite, pero ellos tienen la filosofía de que las personas no tienen que ser parecidas para que la amistad funcione. “En nosotros todo es al revés: yo soy acelerada y él es lento, pero a la hora de salir Christian se arregla pronto y yo me tomo mi tiempo”. Eso sí, tienen gustos similares como el de viajar juntos para visitar amigos en común que viven fuera de Colombia. Acaban de llegar de México donde –dicen– arrasaron con las provisiones de tequila y de texcal. Christian y Alina más que amigos parecen hermanos, cuando el odontólogo visita a Medellín se hospeda en la casa de la familia de Alina, donde también lo adoran. La relacionista pública y socia de Babel Group Comunicaciones apoya a su amigo en la consecución de recursos para la fundación Sonrisas para la Vida, en Altos de Cazucá y es sin duda su asesora de imagen.

Irma Aristizábal y Tony Marques
Nadie habla de Tony sin pensar en Irma y viceversa. El responsable de esta amistad fue el diseñador Hernán Zajar quien los presentó hace más de dos décadas cuando Tony acababa de llegar de Brasil e Irma trabajaba para Lafayette. Comenzaron a trabajar juntos y con el tiempo nació la reconocida agencia de modelos Stock models, que se consolidó en un negocio que los llevó al éxito como empresarios del modelaje. Son conscientes de que tienen temperamentos muy distintos. “Irma a ratos es un poquito terca como buena Tauro, pero nunca hemos peleado por más de 24 horas”, dice Tony. Ella, por su parte, piensa que su partner es generoso y posee un gran sentido del humor que ha sido clave para alimentar una amistad como la de ellos. Recuerdan muertos de la risa que una vez en Londres se disparó la alarma del hotel donde se hospedaban y ellos en lugar de salir despavoridos para salvar sus vidas se tomaron su tiempo para recoger las maletas para que no se quemaran con las compras que habían hecho. Eso fue lo único que les importó.
LO MÁS VISTO