Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

¿Quién es la novia de  Alejandro Santo Domingo?

¿Quién es la novia de Alejandro Santo Domingo?

Revista Jet-set

El empresario colombiano sostiene un romance con lady Charlotte Wellesley, una distinguida joven que proviene de una de las familias más ilustres de Gran Bretaña y es tataranieta del último emperador de Alemania.
Alejandro Santo Domingo y lady Charlotte Wellesley en la pasada temporada de vacaciones de fin de año en Cartagena. Ella se graduó en la Universidad de Oxford y trabaja en el campo del arte, los viajes y la fotografía.
Por: Edición 27724/2/2014 00:00:00
La pasada temporada de vacaciones de fin de año en Cartagena, el hijo del fallecido industrial Julio Mario Santo Domingo fue visto en compañía de una bella y delicada joven inglesa de 23 años. Días más tarde, la pareja era fotografiada haciendo su entrada a la capilla de San Nicolás de Myra, cerca de Gstaad, Suiza, donde tuvo lugar la boda de Tatiana Santo Domingo, sobrina de Alejandro, con Andrea Casiraghi.

Se trata de lady Charlotte Wellesley, quien además de bella y sencilla, posee una formidable prosapia, ya que es nieta de Arthur Valerian Wellesley, octavo duque de Wellington, uno de los títulos de mayor rango en la aristocracia del Reino Unido. La casa está estrechamente ligada a la historia del país, ya que el primer duque, Arthur Wellesley, mereció la distinción en 1814 por parte del rey George III, por las gloriosas gestas militares con las cuales salvó el honor de las islas. Como militar, Wellington libró cerca de 60 batallas y todas las ganó, pero la que le mereció mayor renombre fue Waterloo, en la actual Bélgica, la derrota definitiva de Napoleón Bonaparte en 1815 y solo comparable con las victorias de Nelson, en Trafalgar, y del duque de Malborough en Blenheim en el devenir británico. Wellington fue además primer ministro y marcó una época en el siglo XIX. Todavía hoy innumerables sitios llevan su nombre, varios monumentos le rinden tributo y la capital de Nueva Zelanda, otrora colonia británica, fue bautizada también en homenaje a él. En la capital inglesa, Apsley House es célebre por ser la casa ancestral de los Wellesley, pero también por tener una dirección inolvidable: Number One, London.

Desde la época del primer duque, la familia de lady Charlotte ha sido muy amiga de la realeza británica hasta hoy. En tiempos más recientes, el príncipe Carlos, heredero del trono, salió con lady Jane Wellesley, tía de Charlotte, en 1978, tres años antes de casarse con lady Diana Spencer.

Así mismo, la familia no es nada ajena a la cultura de habla hispana. De hecho, lady Charlotte habla castellano, con acento andaluz, y la colección de títulos nobiliarios de su apellido también incluye varios concedidos por la Corona de España al primer duque en reconocimiento por sus aportes a la liberación del yugo de Bonaparte. Su padre, Arthur Charles Valerian Wellesley, marqués de Douro, quien heredará el ducado de Wellington cuando fallezca el actual duque, ostenta el título de duque de Ciudad Rodrigo y la dignidad de Grande de España, la más alta en la jerarquía nobiliaria de ese país. En Granada, los Wellesley aún son propietarios de tierras concedidas a su antepasado por los Borbón en el siglo XIX.

Por el lado materno, el abolengo de lady Charlotte también es muy ilustre. Su madre es la princesa Antonia de Prusia, bisnieta de Guillermo II, el último emperador de Alemania. Así, la novia de Alejandro Santo Domingo resulta emparentada con la familia real británica y con casi todas las monarquías de Europa, ya que el emperador era el nieto mayor de la reina Victoria I, la tatarabuela de la reina Isabel II y varias de cuyas hijas e hijos emparentaron con casas reinantes. La princesa es también nieta de Rupert Guinness, segundo conde de Iveagh y de la mundialmente familia de fabricantes de cerveza.

Los nexos de los Santo Domingo con los Wellesley no son recientes y de ahí nació el romance entre Alejandro y Charlotte. Al abuelo de ella y su señora, la fallecida Diana McConnel, los unió una larga amistad con Julio Mario Santo Domingo y su esposa Beatrice Dávila de Santo Domingo. Alejandro, por su parte, es muy amigo de Arthur Gerald Wellesley, conde de Mornington, hermano mayor de su novia y quien algún día también será el décimo duque de Wellington. Él los presentó y ahora el romance va en serio.

Los Wellesley siguen frecuentando a la realeza y haciendo gala de su origen, pero también han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y la sociedad más igualitaria. Así, son personas sencillas, todoterreno y sin pretensiones, que desem-peñan los oficios más diversos. Charlotte, por ejemplo, se graduó en la Universidad de Oxford el año pasado y actualmente trabaja en el campo del arte y los viajes. Una de sus primas, Sofía Wellesley, es la prometida del cantante James Blunt. Se sabe, de otro lado, que uno de sus hermanos estuvo trabajando en el hotel Decamerón de Cartagena. Ahora, con el nuevo noviazgo, es posible que se vuelva más frecuente la presencia de los descendientes del insigne duque de Wellington en tierra colombiana.
LO MÁS VISTO