Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La pequeña Alejandra Ramírez, del sur de Bogotá a Hollywood

La pequeña Alejandra Ramírez, del sur de Bogotá a Hollywood

REVISTA JET-SET

La bogotana, quien creció en el barrio Venecia, en el sur de la capital, se ganó el casting para participar en la película Escobar: paraíso perdido, en la cual compartió set con dos grandes de Hollywood: Benicio del Toro y Josh Hutcherson. La pequeña, de 11 años, interpreta a la hija del jefe del cartel de Medellín en la producción que ya está en cartelera.
La bogotana y Benicio del Toro en una de las escenas de la película. Durante el rodaje, ella le enseñó a bailar salsa y él le aconsejó no mirar a las cámaras mientras actuaba.
Por: 26/3/2015 00:00:00
A través de un minucioso casting, la talentosa actriz infantil fue elegida para interpretar a la hija de Pablo Escobar en la película Escobar: paraíso perdido, que protagoniza el famoso actor Benicio del Toro. Alejandra, de 11 años, estudia actuación en la Academia Expokids, adonde llegaron los productores de la cinta en búsqueda de nuevos talentos. “Me dieron un monólogo para que me lo aprendiera. Pensé que no iba a quedar porque había muchas niñas de Medellín que tenían el acento paisa y yo soy de Bogotá”. Sin embargo una semana después llamaron a mi mamá a decirle que me habían elegido. “No lo podía creer, me puse a llorar, me arrodillé y le di gracias a Dios”. 

La pequeña y su mamá, Sandra Ibáñez, viajaron hace dos años a Panamá, donde se rodó la cinta. Además de la emoción de actuar junto a grandes estrellas de Hollywood, esa fue la primera vez que Alejandra montó en avión y conoció el mar. “Tenía muchos nervios, pero me puse a tomar fotos y a mirar el paisaje y se me olvidó todo”. 

Alejandra cuenta que le volvieron a temblar las piernas cuando llegó al set y vio al ganador del Óscar, Benicio del Toro. “No sabía qué hacer para que mirara. Después de un rato él se acercó y me dijo que si yo era quien iba a hacer el papel de Manuela, la hija de Pablo, y le dije que sí. Luego me preguntó si hablaba inglés y le contesté que no”. Compartieron varias escenas, una de ellas la del cumpleaños de Pablo Escobar en la que Benicio tenía que bailar salsa y Alejandra le enseñó. 

La actriz también tuvo mucha empatía con Josh Hutcherson, famoso por su actuación en Los juegos del hambre. “Actuar con Benicio y Josh fue una experiencia muy bonita. De ellos aprendí que, ante todo, uno tiene que ser muy humilde y no creerse el cuento de la fama”. 

Con el dinero que ganó por la película le compró regalos a su familia en Panamá y lo que le sobró lo está ahorrando para su viaje de 15 años a París ya que su sueño es conocer la torre Eiffel.

Alejandra está en sexto grado en el Cooperativo de Venecia y sus papás tienen una microempresa de fabricación de jeans. Ahora su anhelo más grande es pisar la alfombra roja de los Óscar: “En mi casa cojo una botella y hago como si me estuvieran dando el premio, me imagino a los paparazzi persiguiéndome y yo mandándole saludos a Colombia”, dice emocionada.

LO MÁS VISTO