Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Alejandra Borrero en la boca de todos los hombres

Alejandra Borrero en la boca de todos los hombres

Revista Jet-set

En su primer festival “Ni con el pétalo de una rosa”, la actriz y directora de Casa E logró que algunos políticos, actores, periodistas, directores de medios y de teatro se pintaran los labios de rojo para rechazar el maltrato a las mujeres.
Alejandra Borrero fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la ONU. La organización internacional forma parte del festival “Ni con el pétalo de una rosa”, y apoya la obra de teatro, Cinco mujeres un mismo trato, que aborda el tema de la trata de personas. Foto: ©Camila Reina/14.
Por: Edición 2961/12/2014 00:00:00
Ya son seis años de lucha por detener la violencia en contra de las mujeres. Alejandra Borrero ha sido apasionada en su oficio de actriz y directora de teatro, pero dice que desde que se enrumbó en la defensa de los derechos femeninos ha encontrado su verdadera vocación. Ella, experta en causar impacto con actos simbólicos, se puso en la tarea de visitar a hombres de diferentes profesiones para invitarlos a protestar por el abuso físico con el que algunos someten a sus mujeres. Con labial rojo en mano, llegó hasta la sala de redacción del periódico El Tiempo, y convenció a directores como Darío Restrepo y periodistas como Gabriel Meluk, entre otros, para que se unieran a su campaña.

“Es gente culta que entiende el valor de rechazar la violencia, así nunca la hayan vivido en sus casas. Lo más lindo es que ellos trabajaron el resto del día con los labios rojos, porque no tiene nada que ver con ‘mariquiar’ ni ‘travestiar’, es un compromiso”.

Para ella esta nueva aventura tiene que ver con “ponerle la cara” literalmente al problema. Algunos le han dicho que les da vergüenza maquillarse, pero ella alega que más pena debería darles la situación de las mujeres en Colombia. Durante 2012 cada mes fueron asesinadas 12 de ellas a manos de su pareja o expareja. Otros se han atrevido a asegurar que es una bobada más que se va a volver viral en las redes por un tiempo y ya. “Quiero decirles que los actos simbólicos crean conciencia y cambian sociedades”, recalca.

La protagonista de Ella en Shakespeare, obra que presenta en el Teatro El Arlequín, ha tenido varias sensaciones con esta convocatoria. Al pintarles los labios a los hombres se sorprendió con la delgadez de algunos o con la resequedad de otros. “Los sentí tímidos al principio, y después de bromear con que se parecían a sus tías, sentí algo muy fuerte que me impactó: todos lo asumieron con vehemencia”.

Alejandra sabía que iba a generar escozor pero para ella lo importante es que se siga hablando del tema. También estuvo en el programa de fútbol Loca Pasión, que presenta Martín de Francisco. “Cuando les conté a los muchachos del equipo que en Colombia cada tres días un hombre mata a su pareja, se quedaron pasmados”. Para ella es importante que no crean que solo pasa en los estratos bajos. Les contó acerca de la cantidad de universitarias que la buscan para narrarle sus historias. “Los muchachos de 20 años les están dando en la jeta a sus novias”, recalca.

Este primer experimento con la participación directa de los hombres, dio buenos resultados y la entusiasma tanto que su imaginación no tiene límite: “Queremos que se haga un eco y que el próximo año tengamos al papa Francisco con los labios rojos”, dice.

La acaban de nombrar Embajadora de Buena Voluntad de la ONU. “He recibido muchos premios en la vida, y este es un reconocimiento a una labor que realizo hace muchos años. Ya no puedo pensar mi vida sin defender a las mujeres”. Recuerda que hace un par de meses estaba en Venecia, Italia, en un restaurante, cuando de pronto, en la mesa de al lado un árabe empezó a insultar y a pegarle con una cartera a la mujer que lo acompañaba. Alejandra saltó de su asiento a meterse en el medio. La gente la detuvo. “No soy capaz de presenciar la agresión en contra de una mujer sin intervenir”, concluye. La actriz y activista de los labios rojos, espera que su vocación de servicio tenga un efecto multiplicador.
LO MÁS VISTO