Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El último viaje de McCausland

El último viaje de McCausland

Jet-Set Gráfica

No se sabe si por una terrible coincidencia, el periodista y cineasta Ernesto McCausland se obsesionó con la muerte en los últimos dos años de su vida.
Foto: Cortesía La Esquina del cine (©Carlos Pelícano Londoño/12)
Por: 7/12/2012 00:00:00
De hecho, El eterno nómada, el documental que estrenó antes de morir, exploró una historia fantasmal, como muchas en el Caribe, acerca de las apariciones de un periodista francés en La Guajira, donde falleció en un accidente. Asimismo, durante una larga entrevista con Diomedes Díaz habló acerca “de la fatalidad de vivir para morir irremediablemente”. Incluso, algunos correos electrónicos que se cruzó con colegas tenían un dejo de desesperanza en su frontal lucha contra el cáncer.

Ernesto, Tico, Ernestico, “Vara de premio” y “Tronco de man alto”, como le decían, falleció a los 51 años cuando estaba encargado de la dirección del periódico El Heraldo, de Barranquilla. Como legado quedan una esposa muy dulce, dos hijas hermosas, una madre de hierro, miles de crónicas periodísticas, los archivos de su programa Mundo costeño, varios libros, seis películas, un parque con su nombre en el sur de su ciudad y los amigos... muchos amigos. “Era bueno, y no es porque haya muerto”, dijo Juan Gossaín. Que se sepa, mucha gente quiso a Ernesto McCausland.


 
LO MÁS VISTO