NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

¿tienen síndrome de Down?

Eventos

Una gran controversia e indignación han desatado varias páginas Web y tabloides con sus insinuaciones de que los rasgos físicos de los hijos menores de Brad Pitt y Angelina Jolie demuestran que sufren del trastorno genético.
Por: 21/5/2010 00:00:00
De unos días para acá, a Angelina Jolie se le ve muy a menudo con los gemelos Knox y Vivienne, a la vista de todo el mundo, en el balcón de su mansión en Venecia, donde rueda la cinta The Tourist. Tanta exhibición ha llamado la atención de la prensa, ya que hasta hace poco ella y su compañero sentimental, el también actor Brad Pitt, eran renuentes a mostrar tan abierta y frecuentemente a sus hijos menores, que cumplen dos años en julio. Pues bien, todo parece indicar que se trata de su manera de pronunciarse, sin mediar palabra, sobre los rumores que circulan desde febrero pasado en páginas Web como pinkisthenewblog.com y justjared.com, según las cuales los niños padecen de síndrome de Down.
La sola insinuación ha sido calificada de “infame” y “cruel” por padres de niños con este mal, pero ni eso atajó el chisme, de acuerdo con el cual los pequeños muestran los rasgos más frecuentes de esta afección: facciones achatadas, cara redonda, ojos rasgados y mentón pequeño, entre otros. La gota que llenó el vaso fue cuando el National Enquirer, el tabloide más venenoso del mundo, destacó en su portada el asunto con terribles titulares: “Trágicas noticias de síndrome de Down alrededor de Vivienne y Knox”. Pero el periódico sólo informa que los gemelos tienen graves problemas de salud y que “hasta podrían ser víctimas del síndrome”. El reporte asegura que Angelina y Brad están aterrados con la noticia y que han pagado a todo tipo de especialistas. La situación, además, habría dejado una nueva grieta, marcada por los reproches mutuos, en la ya deteriorada relación de la pareja.
Por su parte, un amigo de los actores dijo que “Knox y Vivienne están perfectos. Brad y Angie no son el tipo de personas que ocultan bajo el tapete temas sensibles. Los niños son saludables, pero si tuvieran problemas médicos, creo que ellos tratarían sutilmente de quitarles el estigma, pero no ocultarlos”, dijo el informante. Las insinuaciones de las Web y el tabloide sembraron la duda en Internet, donde centenares de blogs se dedicaron a exhibir las más recientes fotografías de los niños y a preguntarles a sus visitantes si creen que sufren el trastorno.
Otros han preferido buscar pistas veladas en las recientes declaraciones y actitudes de la pareja, pero nada ha resultado concluyente. Al ser interrogado sobre los gemelos por el Daily Telegraph de Londres, un entusiasmado Brad Pitt dijo que con ellos la diversión es doble. “Es sorprendente lo rápido que sus personalidades han comenzado a manifestarse”, comentó el actor, que es padre de otros cuatro niños con Angelina, de los cuales tres, Maddox, Pax y Zahara, son adoptados, mientras que la rubia Shiloh fue concebida por ellos, al igual que los gemelos.
Periodistas de farándula alegan que estos delicados comentarios no responden más que a un nuevo bandazo de la novela de la vida real que la prensa rosa ha construido alrededor de Brangelina, como se llama a la pareja, destinada a nunca acabarse, porque vende. “Como el rumor de sus violentas peleas y su separación no funcionó, ahora los chismosos se ensañan con Knox y Vivienne”, dijo Liz Kelly, del blog Celebritology, del Washington Post. También hay reportes de que estas murmuraciones, sin pruebas contundentes todavía, son obra de los no pocos enemigos de Angelina, descrita hace poco por el biógrafo Ian Halperin como una mujer manipuladora, desequilibrada mental, desenfrenada sexual, cuya imagen de amante madre es pura estrategia publicitaria.
En su defensa, agremiaciones médicas, basadas en el National Institute of Health de Estados Unidos, han declarado que sólo una de 400 mujeres sobre los 35 años (Angelina tenía 33 cuando dio a luz a Knox y Vivienne) presenta la posibilidad de tener un bebé con el síndrome, lo que significa además que existe 0,000625 por ciento de probabilidad de que gemelos fraternos, con diferente ADN, tengan la enfermedad.
Y mientras que muchos se rasgan las vestiduras y defienden los derechos de los niños a no crecer con ese estigma, otros se lo toman con humor y recuerdan que esa ridícula prensa rosa ya dijo que Shiloh Jolie Pitt era lesbiana porque tenía el pelo corto y que Suri Cruise, la hija de Tom Cruise, es mitad extraterrestre y mitad humanoide y que su padre se la robó de los laboratorios de la Cienciología.

LO MÁS VISTO