NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Viudo de Brittany acusa a Warner Bros de su muerte

Eventos

Simon Monjack, esposo de la actriz que falleció en diciembre pasado, atribuye el fatal ataque cardiaco de Murphy a una apresurada decisión de los estudios de cine.
"Ellos la mataron", señaló Simon Monjack, esposo de Brittany Murphy, refiriéndose a la decisión de los estudios Warner Bros de despedir a la actriz que iba a prestar su voz a un pingüino en la segunda entrega de "Happy Feet", personaje que ya había interpretado en la primera versión. / Foto: Queen Internacional
Por: 15/4/2010 00:00:00
"Ellos la mataron", señaló Simon Monjack, esposo de Brittany Murphy, refiriéndose a la decisión de los estudios Warner Bros de despedir a la actriz que iba a prestar su voz a un pingüino en la segunda entrega de "Happy Feet", personaje que ya había interpretado en la primera versión.

"Es gente cruel, cualquier actor o actriz es desechable", dijo al portal Daily Beast, haciendo alusión a Hollywood.

Murphy, protagonista de filmes como "8 Mile" o "Clueless", murió a los 32 años de un ataque cardiaco el pasado 20 de diciembre.

Monjack considera que productores de los estudios usaron informes negativos enviados del rodaje de "The Caller", filme del que Murphy fue también despedida, para tomar la decisión.

Los documentos se referirían a supuestos problemas con el alcohol de la actriz.

Pese a que la autopsia de Murphy fue completada un día después de su muerte, los resultados sólo se darán a conocer tras completar el análisis toxicológico, de manera que el deceso de la actriz aun se encuentra bajo investigación.

Monjack también se refirió a su matrimonio con la actriz, que estuvo comprometida con Ashton Kutcher.

"Nunca fui el tipo adecuado para casarse con Brittany", declaró Monjack. "Se supone que se casaría con una joven estrella de sonrisa millonaria, no con alguien con entradas y gordo que no juega bajo las reglas de Hollywood", agregó.

Además negó los rumores que aseguran que se aprovechaba económicamente de su esposa y explicó que se gastó cuatro millones de dólares en joyas y ropa para ella.

"Cuando murió tenía 60 piezas de Louis Vuitton sin estrenar. Hasta el perro llevaba Louis Vuitton. Todo eso vino de mi parte", añadió.
LO MÁS VISTO