NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Susan Boyle rechaza cena con Obama

Eventos

La nueva estrella británica, descubierta sorpresivamente en un programa de televisión, prefirió quedarse en su casa de Escocia ante una invitación para cantar durante una gala en la Casa Blanca.
Susan Boyle, considerada la sensación musical del momento, rechazó cantar durante cena de gala en la Casa Blanca porque estaba muy nerviosa. / Foto: AP
Por: 15/4/2010 00:00:00
Susan Boyle, considerada la sensación musical del momento, fue invitada a acudir a la cena de gala que celebra la Asociación de corresponsales de la Casa Blanca, pero ella no aceptó porque estaba muy nerviosa.


Los organizadores del evento que anualmente reúne periodistas, políticos y celebridades de Hollywood, quisieron que Boyle cantara para ellos, pero la mujer prefirió quedarse en su casa de Escocia. Según informa una fuente a ‘News of the World’, los nervios y el miedo ante tal evento le impidieron acudir.

Y es que tener que actuar en directo ante el presidente de los Estados Unidos, la persona más poderosa del mundo, es demasiado para Susan, de 48 años, a quien toda esta popularidad le ha venido de golpe.

"Susan estaba atemorizada ante la situación. Aún es demasiado pronto para ella para salir airosa de retos como este", dijo una fuente cercana.

De haber asistido, la nueva cantante se hubiera codeado con personalidades como Katie Holmes y Tom Cruise y cantantes de la talla de Sting y Jon Bon Jovi, o sus embajadores en Estados Unidos, Demi Moore y Ashton Kutcher.

La publicación ‘News of the world’ explica que la admiración entre Obama y Boyle es mutua. Susan está encantada con que el mandatario sea un seguidor suyo y haya visto sus vídeos.

Apropósito de Barack Obama, varios medios de comunicación coincidieron en que durante el evento, el primer mandatario de Los Estados Unidos, se vistió de comediante.

"Debo confesar que en realidad no quería estar aquí esta noche", dijo, a los invitados de la cena, argumentando: "Pero sabía que tenía que venir. Este es un problema más que heredé de George W. Bush", concluyó.

Aludiendo a su reputación de buen orador, Obama presentó una serie de metas que espera lograr, además de advertir que espera entrenar en casa a su nuevo cachorro, el perro de agua portugués de siete meses Bo.

Posteriormente, Obama soportó algunas bromas de la comediante Wanda Sykes, quien compartió la cabecera de la mesa en la cena que atrajo a unas 2.700 personas, un evento que cobra 200 dólares por asistente. Los ingresos son destinados a caridades y becas para los estudiantes de periodismo.



LO MÁS VISTO