NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Naomi será testigo en caso de crímenes de guerra

Eventos

Una corte internacional citó el jueves a la supermodelo Naomi Campbell para declarar en el juicio por crímenes de guerra del ex presidente de Liberia Charles Taylor, con la advertencia de que podría ir a la cárcel por hasta siete años si se rehusa.
Naomi Campbell citada como testigo en caso de crímenes de guerra. Foto: AP.
Por: 1/7/2010 00:00:00
La Corte Especial para Sierra Leona emitió la orden que obliga a Campbell a testificar luego de que eludiera a los fiscales por un año e hiciera saber que no deseaba formar parte del caso.

Se le ordenó presentarse en la corte de La Haya el 29 de julio a las 9 de la mañana, "o tener una justificación válida para no cumplir con este citatorio".

Rehusarse podría hacer que se le juzgue por desacato, una acusación que conlleva una pena máxima de siete años en prisión y una multa de dos millones de leones de Sierra Leona, unos 150 dólares, de acuerdo con el citatorio emitido por la corte.

La presentación de Campbell, así como de la actriz Mia Farrow y de la ex agente de modelos Carole White, quienes no parecen haberse resistido a testificar, añadirá un toque de glamour a un caso que ya es visto como histórico, pues es la primera vez que un ex jefe de Estado africano ha sido llevado a juicio en una corte internacional.

La corte dijo que el citatorio será entregado al abogado de Campbell en Londres, Gideon Benaim, quien le ha dicho a la corte que lo recibirá.

Sin embargo, según el citatorio, podría solicitársele a las autoridades británicas que "se aseguren de que usted, Naomi Campbell, se presente a tiempo en el lugar arriba indicado".

Los fiscales se habían quejado con los jueces de que habían tratado infructuosamente de contactar a Campbell varias veces desde junio de 2009, cuando recibieron información de que Taylor le había regalado un diamante en bruto durante una recepción llena de celebridades realizada en 1997 en Sudáfrica, cuyo anfitrión fue el entonces presidente Nelson Mandela.

Taylor está acusado de apoyar a rebeldes en la guerra civil de 1991-2002 en Sierra Leona, durante la cual se afirma hubo 500.000 víctimas de asesinato, mutilación y otras atrocidades. Algunos de los peores crímenes fueron cometidos por niños soldado que fueron drogados para desensibilizarlos.

AP
LO MÁS VISTO