NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

MJ llamaba 'mi leche' a medicamento que lo mató

Eventos

Documento legal aclara dudas sobre la muerte del cantante, registrando que el letal cóctel de medicamentos con una alta dosis de propofol causó el paro cardiaco.
Un letal cóctel de medicamentos, incluida una alta dosis de propofol suministrado por el doctor Conrad Murray para que el cantante pudiera dormir causó el paro cardiaco. Foto AP
Por: 15/4/2010 00:00:00
Revelaciones de documentos jurídicos señalan que Jackson sufrió un paro cardíaco tras el uso de medicamentos recetados y el papel de los médicos que lo trataron, incluido su médico personal, Conrad Murray.

Los hallazgos, publicados en una orden de allanamiento del hogar y oficinas de Murray, revelan un cuadro de un paciente con problemas para conseguir el sueño por lo que debía estar fuertemente medicado.

Jackson pedía propofol, medicamento usado habitualmente para sedar a pacientes antes cirugías y lo llamaba su "leche".

De acuerdo al documento, la dosis de 25-miligramos de propofol vía intravenosa a las 10:40 causó la muerte del cantante.

Luego de suministrar el medicamento Murray estuvo fuera de la habitación cerca de dos minutos y cuando volvió el artista ya no respiraba.

Jackson estaba "muy familiarizado" con el propofol y se refería a él como su "leche", debido a su apariencia lechosa, señalaba la orden.

El jefe del Departamento Forense del Condado de Los Ángeles, el doctor Lakshmanan Sathyavagiswaran, indicó que al revisar los resultados preliminares de toxicología, la muret del cantante se debió a niveles letales de propofol (diprivan).

La responsabilidad del médico

En una declaración jurada, el oficial de la policía de Houston E.G. Chance sostuvo que los agentes habían recopilado "elementos que constituían evidencias del cargo de homicidio no premeditado que tienden a revelar que Conrad Murray cometió el crimen".

El abogado de Murray, Ed Chernoff, no se ha pronunciado al respecto.

En un comunicado, un representante señaló que la familia Jackson tiene "plena confianza en el proceso legal y apoya los esfuerzos realizados por el forense del condado de Los Angeles, el fiscal de distrito de Los Ángeles y el Departamento de Policía de la ciudad".

Murray, quien estaba en el dormitorio de Jackson el 25 de junio administrándole medicamentos para dormir, suministró un letal cóctel de medicamentos al cantante horas antes de su muerte.

Pese a esto, Murray, quien había estado tratando a Jackson por cerca de seis semanas previas a su muerte, se mostró preocupado por la adicción que el artista adquirió con el propofol, por lo cual trató de bajar las dosis.

En las primeras horas del 25 de junio, Murray también le administró a Jackson dosis de Valium, Ativan y Versed, según señaló el documento.
LO MÁS VISTO