NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Los últimos momentos juntos: Michael y Catherine

Eventos

La historia de amor de la célebre pareja, una de las más fascinantes y duraderas de Hollywood, estaría a punto de verse truncada por la muerte del actor, a quien al parecer el cáncer de garganta le está ganando la batalla, de acuerdo con la revista Star.
“Uno nunca sabe qué esperar de su pareja (...) Pero ella ha estado a la altura del momento”, dijo Michael Douglas, acerca de la reacción de su esposa Catherine Zeta-Jones ante su enfermedad. Foto: Getty Images.
Por: 5/11/2010 00:00:00
“Estoy llevando esto como una enfermedad curable. Es una lucha. Voy a ganarle a esto”, le dijo Michael Douglas a People, en una entrevista poco después de anunciarle al mundo que tenía cáncer de garganta. En el mismo reportaje, su inseparable esposa, Catherine Zeta-Jones, le habló a la revista desde Bermuda, a donde se fue con sus niños Dylan y Carys Douglas porque no quería ver las secuelas del agresivo tratamiento de radioterapia y quimioterapia al que era sometido su esposo para combatir la enfermedad. La actriz galesa comentó que lo más duro era ver a su esposo fatigado a causa de la medicación, “porque Michael nunca se cansa. Él regresó de la quimioterapia y se fue al gimnasio”, relató sorprendida.

Ahora parece que esa fuente de vitalidad con la que Douglas siempre ha asombrado, empieza a flaquear y es posible que su fin esté cerca. Al menos así lo sostuvo la revista Star en su edición de mediados de octubre, en la que ofreció un trágico panorama de la salud del artista, cuya muerte significaría el triste fin de uno de los amores más intensos y profundos de Hollywood.

La revista se basó en el hecho de que ella tuvo que interrumpir abruptamente una visita a su Gales natal, porque los médicos de su esposo la llamaron a decirle que él estaba muy mal. “Catherine estaba tan histérica en el aeropuerto Heathrow de Londres, que el equipo de British Airways tuvo que calmarla en el avión”, informó Star.
Ya en Nueva York, donde Michael tomaba su tratamiento, ella lo encontró visiblemente deteriorado, con 25 kilos menos de peso. Pese a que ella ha procurado sonreír en la adversidad, Star afirmó que cada vez se le hace más difícil disimular su angustia y que en el aeropuerto JFK escasamente podía sostenerse. “Ellos están tratando de ser valientes, pero realmente se están preparando para lo peor. Incluso, han comenzado a hablar de cómo sería la vida de ella sin él”, le dijo una fuente no identificada a Star.

Así, como último tributo al amor que han compartido por una década, Catherine en este momento sólo quiere mostrarle su devoción a su esposo, del que ya no quiere separarse ni un instante. Otro informante le dijo a la revista que ha cancelado compromisos comerciales y que renunció a interpretar a Vivien Leigh en la cinta My Week with Marilyn, un rol por el que había luchado mucho.

Star también sostiene que Michael modificó su testamento. Sus casas en Estados Unidos, Canadá y Bermuda, por ejemplo, se las deja a su esposa y a sus hijos, pero, como novedad, resolvió legarle un millón de dólares a Diandra, su primera esposa y madre de su hijo mayor, Cameron, quien fue condenado a cinco años de prisión por posesión y venta de drogas ilícitas. Además, ante la inminencia de que la muerte los separará, los Douglas estarían contemplando renovar sus votos matrimoniales en noviembre, cuando cumplen diez años de casados.

Una confirmación de este doloroso cuadro fue vista por muchos en las declaraciones que diera el director Oliver Stone, al comentar la ausencia de Michael en la gira del estreno mundial de Wall Street: Money never Sleeps, secuela de la exitosa cinta Wall Street, que en 1988 le valió el Oscar al actor. El realizador calificó de “precaria” su salud y mostró su preocupación por el desenlace de su cáncer de nivel IV.

Por otra parte, desde que se supo de la enfermedad de Douglas en agosto, los paparazzi se han dedicado a seguirlo día y noche. Las imágenes recientes, sobre todo, muestran al artista muy demacrado, delgado y lánguido. La quimioterapia usada para su cáncer, eso sí, no le provocó la caída del cabello.

Ese tren de vida familiar del que por primera vez disfruta plenamente, podría verse interrumpido para siembre con los sombríos pronósticos, que de todos modos tuvieron una respuesta de parte de los representantes de Douglas. Allen Burry, publicista y gran amigo del actor, dijo que las afirmaciones de Star son “basura” e informó que él ya terminó su tratamiento y que, como es usual en estos casos, hay que esperar seis semanas para ver sus resultados. Por su parte, el doctor Jatin Shah, líder del equipo de especialistas que lo atiende, sostuvo en People que él tiene altas posibilidades de salvarse y que, en caso de que la radioterapia y la quimioterapia no funcionen, le queda como alternativa la cirugía.
LO MÁS VISTO