NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La Señorita Colombia sí tenía calzones

Eventos

Catalina Robayo pasó a la historia de los reinados debido a una incómoda minifalda que la hizo mostrar más de la cuenta. La prensa mundial especuló que ella no llevaba ropa interior. Jet-set la contactó para hablar “a calzón quitao” de este suceso sin antecedentes en Miss Universo.
Catalina Robayo tomó con humor la polémica que fue generada por sus atrevidas poses a lo Sharon Stone. “Por esto, la gente me dio demasiada importancia en Miss Universo”, opinó. Foto: Gerardo Gómez/11.
Por: 14/10/2011 00:00:00
Durante la competencia de Miss Universo, la ciudad de São Paulo, en Brasil, fue una especie de Torre de Babel por cuenta de los periodistas de todo el mundo que les restaron interés incluso a las candidatas de sus países para concentrarse en la señorita Colombia, Catalina Robayo. En diferentes idiomas, la esbelta valluna enfrentó los interrogatorios de periodistas que quedaron fascinados con su accidental cruce de piernas, y que dejó dudas acerca de si la reina de belleza llevaba o no ropa interior.
 
Después del ‘destape’ involuntario, que le permitió mojar mucha prensa, y de su aplaudida clasificación en el certamen, la beldad de los colombianos desnudó su alma con Jet-set.

¿Considera que alguien quería empañar su imagen con la controversia de si tenía o no ropa interior?
-Se hizo con toda esa intención. Estoy segura. Aunque algunas veces me pongo a pensar que vieron en mí un camino fácil para generar una polémica.

Siempre la han perseguido las controversias…
-Sí. Cuando fui Señorita Valle por primera vez estalló aquel cuento de la tutela. Cuando gané el Señorita Colombia aseguraron que no me lo merecía.

¿Le molestó la polémica por la foto de ese ‘destape’ accidental?
-No. Cuando la gente te quiere armar mala vibra lo único que hace son favores. El tema que se dio al tercer día de estar en Miss Universo me volvió más importante.

¿Considera que esta controversia fue sobredimensionada?
-Si uno se encuentra en un evento de esta magnitud y das un papayazo así, se crea esta controversia. El que tomó la foto habría sido un bobo si la hubiera guardado en el escritorio. Le pusieron 200 por ciento el amarillismo.

¿En Brasil también?
-En Brasil no le pusieron atención.

Pero la prensa mundial no hizo sino preguntarle por el tema de la tanga…
-Yo tenía dos opciones: o molestarme con el desocupado que le puso amarillismo a esta foto, o decir que no me interesaba seguir hablando de esto.

Sin el incidente de la ropa interior, ¿cree que la Señorita Colombia hubiera despertado el mismo interés en los medios?
-En dos ruedas de prensa con periodistas del todo el mundo me preguntaron por la foto, y yo decía: “Ya les expliqué mil veces”. Pero mira que fue positivo porque terminaban preguntándome por miles de cosas bonitas mías y del país.

¿Raimundo Angulo la regaño?
-Eso es mentira.

Dicen que los organizadores de Miss Universo la reprendieron…
-Dijeron mentiras como que me habían vetado, que la Presidenta del certamen me había sentado para darme palo y que me marginaron de varios eventos. No pasó nada. Sólo hubo una foto de una reina mal sentada.

Muchos creen que después de la polémica está a un paso de un desnudo.¿Lo haría?
-Estoy segura de que no. No critico las revistas de mujeres desnudas, de hecho, yo las veo. Mi personalidad no me dejaría hacerlo, y no porque sea tímida y morronga.

Hay quienes afirman que se sentó así, a lo Sharon Stone en Bajos instintos, para llamar la atención de la prensa…
-Claro que no. Muchos me decían allá: “Mira como gritan y aclaman a la Señorita Colombia después del tema de la ropa íntima”. Nunca me hicieron entrevistas largas relacionadas con la foto. Así que ese no era el camino para la fama.

Miss Brasil posó desnuda. El Miss Universo no la descalificó, ni la prensa la censuró…
-Nadie le dijo nada. Los medios de comunicación se quedaron callados frente a ese tema.

La controversia de su prendas íntimas opacó la de Miss Brasil…
-El dilema de si yo tenía o no ropa interior generó la polémica. Me di por bien servida porque la reina local de Brasil ni siquiera generó ese escándalo.

¿El patrocinador del Concurso Nacional también se molestó porque se alcanzó a decir que usted no tenía ropa interior?
-Es mentira. Leonisa es el patrocinador del concurso. Entonces, claro que yo tenía ropa interior.

A una reina como la de Brasil, el certamen de Cartagena la hubiera puesto en la calle… -Cada concurso tiene sus políticas. La prioridad del Señorita Colombia es la misión social y no los escándalos y esas libertades como los desnudos.

Entonces, ¿el concurso debe cambiar sus estatutos?
-Desde que se creó el certamen se prohíbe la participación de candidatas que se hayan desnudado.

Puede parecer mojigato…
-Son los principios del certamen. Las reglas hay que asumirlas.

¿Fue consciente del favoritismo que tenía en la prensa mundial?
-Sí, pero me repetía algo que me dijo mi antecesora Natalia Navarro. Me contó que en Miss Universo pasa de todo, que no me comiera el cuento del favoritismo. Uno se siente confiado, pero escogen a otra.

¿Creyó que llegaría más lejos?
-Sí. Me alcancé a frustrar un poquito. Pero era consciente de que estaba jugando y que corría ese riesgo.

Entre las 16 es bueno. Le calló la boca a los que la criticaron cuando ganó en Cartagena…
-Para mí no fue una sorpresa ganar. Estaba segura de mí. Esos críticos lo único que hicieron fue fortalecerme.

Algo que molesta del Miss Universo es que el jurado que escoge a la ganadora entre las 16 finalistas ni siquiera tiene contacto con las candidatas…
-Medir a las candidatas en tan pocos segundos para identificar quién te gusta o no es irracional para mí. Hay un jurado preliminar que nos entrevista y nos ve en vestido de coronación que elige a las finalistas.

La prensa nacional criticó su vestido de coronación…
-No quiero sonar odiosa con lo que voy a decir. Yo fui al Miss Universo, en el que había 89 niñas y me tocaba sobresalir. Lo que opinaran acá me tenía sin cuidado. Rompí moldes y eso asustó a muchos.

Llegó con el prejuicio de que Miss Universo está politizado, y que por eso no gana Colombia…
-Muchos dicen que es un certamen político, o que Donald Trump, el dueño, busca mejorar las relaciones con los países. En Miss Universo, en el que hay tantas niñas, juega el destino o la suerte.
LO MÁS VISTO