NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La bebé de Mick Jagger triunfa en el modelaje

Eventos

Georgia May Jagger, hija menor del cantante de los Rolling Stones, se revela como la nueva estrella del modelaje. Es la favorita de Karl Lagerfeld y los fotógrafos se mueren por la brecha entre sus dientes frontales, que les recuerdan a Brigitte Bardot.
En el 2001 con Mick Jagger, quien es un papá muy estricto, pese a haber sido un rebelde y rumbero impenitente. Foto: AFP.
Por: 9/11/2010 00:00:00
Sus amigos la llaman Scarlet porque se pinta los labios de rojo escarlata con una clara intención: resaltar la diastema, o separación de sus dientes frontales, su sello personalísimo como modelo, así como el lunar de Cindy Crawford lo fue cuando era la número uno.

A los 18 años, la hija menor de Mick Jagger tiene una carrera en el mundo de la moda que le envidia hasta su propia hermana mayor Lizzie, de 26, también maniquí, a quien eclipsó y superó en fama y contratos.

Georgia May, quien al igual que Lizzie es hija del cantante de los Rolling Stones con su segunda esposa Jerry Hall, top model de los años 80, tiene fascinado a Karl Lagerfeld, quien la escogió como la imagen de Cruise Collection, una de sus recientes creaciones para Chanel.

Antes de eso, apenas cumplió los 18, en enero, posó con el torso desnudo para la campaña publicitaria de jeans Hudson, que le ha dado reconocimiento mundial. Pronto, además, lanzará sus propios diseños para Hudson, y estudia, con las mejores calificaciones, Fotografía, Sociología y Arte en su Londres natal. Con ello, cumple el anhelo de su padre de que sus hijos tengan títulos universitarios, los que él no alcanzó por el rock. Además, a sus herederos les advierte que pueden contar con su herencia, pero que no los va a mantener, según Nicole Lampert, del Daily Mail.

Al respecto, Georgia es más que autosuficiente: luego de ser elegida como la Modelo del Año de su país en el 2009, ser la imagen de Versace, Rimmel y H&M, así como portada de revistas como Vogue, le han reportado cerca de 600 mil libras esterlinas –alrededor de 1.700 millones de pesos– y tiene un contrato a tres años con Hudson por un millón de libras, es decir, más de 2.800 millones de pesos.

Por supuesto, no falta quien le achaque que todo eso en cuestión de dos años ha sido gracias a las influencias de Mick y Jerry, pero otros la defienden como representante de la nueva generación de hijos de famosos que luchan por surgir independientes de sus padres. Además, lo que se hereda no se hurta, y de acuerdo con David Lipman, de Hudson, el encanto de ella reside en tener los genes de sus progenitores, “aunque, más que nada, es su espíritu lo que me cautiva”.

El puntilloso Daily Mail, de Londres, se dedicó a rastrear si detrás de tanta belleza no se esconde una mocosa rica consentida, pero encontró que quienes han trabajado con ella coinciden en que no se le ha subido ni su fama ni la de sus padres a la cabeza. “Lo que me asombró de Georgia fue que tiene muy buenos modales”, declaró lady Amanda Harlech, ex modelo de Lagerfeld.

Muy parecida y cercana a su padre, sus amigos la definen como segura de sí misma, sexy y coqueta como una gatita mimosa, aunque no se acuesta con cualquiera como Mick, un mujeriego impenitente. Como buena Jagger, además, es la gran representante de la chica rockera londinense, que va de rumba a bares super chic como Chinawhite y Kensington Roof Gardens, donde brinda con champaña.

A propósito, muchos se imaginan que, después de haber sido un rumbero de largo aliento, de haber probado todas las drogas (hoy las ha dejado) y tomarse todos los tragos, Mick Jagger es un padre laxo. Pero sucede todo lo contrario. “Realmente, él no es tan fresco como creen. Todos piensan que lo único que él quiere hacer es estar de fiesta todo el tiempo y la verdad es que es un papá como cualquier otro. Se preocupa como muchos lo hacen”, dijo Georgia en una entrevista.

De acuerdo con el Mail, así como puede irse de bares con sus hijos, Jagger es muy estricto con ellos. Así lo fue con Georgia a comienzos de este año, cuando ella andaba desatada en las after parties de Londres. Al célebre rockero le preocupaban además sus compañías: la también modelo Alice Dellal, hermana del novio de Carlota de Mónaco y quien fue fotografiada con lo que parecía ser cocaína; y el Dj Shawn Francis, muerto por una sobredosis de la pastilla éxtasis. Para rematar, un paparazzi había captado a Georgia el día de su cumpleaños recibiendo un extraño paquete a las afueras de un pub y luego tocándose la nariz.

Empero, sus amigos le dijeron al Mail que la joven es muy inteligente como para consumir drogas, pero, como lo anotó la periodista Lampert, no debe ser fácil ser la hija de un hombre que jamás ha podido ser convencional ni resistirse a los excesos. Además, concluyó, Georgia comparte con sus seis hermanos el destino de haber tenido que crecer rápido, debido a las historias del libertinaje de Jagger, tan difíciles de ocultar.
LO MÁS VISTO