NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Elizabeth Taylor, la peor huésped

Eventos

Cómo un “monstruo” calificó un director de hotel en Bangkok a puertas de su jubilación a la recordada diva del cine, tras hacer memoria de los famosos que hospedó durante sus 42 años de servicio.
Kurt Wachtveitl, director del Oriental Hotel de Bangkok durante 42 años, reveló detalles de Elizabeth Taylor como huésped poco deseada. / Foto: AP
Por: 15/4/2010 00:00:00
Kurt Wachtveitl, director del Oriental Hotel de Bangkok durante 42 años, reveló detalles de Elizabeth Taylor como huésped poco deseada.

"Los clientes que uno recuerda son aquellos que son realmente terribles" comentó el veterano director a vísperas de su jubilación, refiriéndose a la actriz, una de las últimas supervivientes de las estrellas del cine clásico.

"Si usted realmente arma un escándalo y es un monstruo, será recordado", afirmó Wachtveitl, quien conoció a Taylor y a Richard Burton, el entonces esposo de la actriz, en Lausana, Suiza, cuando era vicedirector de otro hotel.

"Normalmente bebían vodka de la botella", recordó Wachtveitl refiriéndose a la pareja.

Las declaraciones que dejan mal parada a la diva las hizo Wachtveitl al Club de Corresponsales de Prensa Extranjera de Tailandia en un evento por su retiro del hotel de 130 años de historia y destino de numerosos ricos y famosos.

Taylor se hizo huésped asidua del Oriental en los años 90 como parte de su trabajo con pacientes de VIH/sida.


"Además estas superestrellas quieren pagar el menor precio posible, un 50 por ciento menos, y quedarse en la mejor suite", explicó Wachtveitl, añadiendo que para mantener a las estrellas contentas, “es simple, si tú haces todo lo que quieren", explicó con actitud irónica.

En el caso de Taylor, ‘hacer lo que los famosos quieren’, desató un escándalo para el hotel, ya que se le entregó a la actriz una cría de mono gibón mientras estaba en Bangkok, lo que indignó a los activistas de protección de derechos de los animales, porque se sabe que la única forma de capturar a una cría de estos monos es matando a la madre.

De manera que además de una recordada tormentosa vida privada, tener ojos de color violeta y su pasión por las joyas, Elizabeth Taylor, fue en su momento una huésped poco deseada.
LO MÁS VISTO