NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El descalabro del Hombre Araña

Eventos

‘Spider-Man: Turn Off the Dark’, que prometía ser la obra más exitosa del teatro neoyorquino, resultó ser un fracaso de 65 millones de dólares, pues la persigue la tragedia. Ahora está a punto del sexto aplazamiento de su estreno.
Pese a la popularidad del Hombre Araña, el público no se ha sentido muy atraído por ir a su musical en Nueva York. Su funcionamiento vale un millón de dólares a la semana. Foto: AP.
Por: 28/3/2011 00:00:00
Luego de varios accidentes en escena, crisis financieras y la aversión de la crítica, será aplazada nuevamente. Ni siquiera la música de Bono y The Edge ha podido salvarla.
En el 2007, cuando comenzaron sus preparativos, los productores del musical ‘Spider-Man: Turn Off the Dark’, no dudaban que escribirían una página de gloria en Broadway, el emporio del teatro en Nueva York. La directora de la obra sería Julie Taymor, famosa por ‘The Lion King’, un hit de taquilla que duró años en cartelera.

El éxito de la música estaba asegurado, pues sus autores serían nada menos que Bono, también productor de la obra, y The Edge, integrantes del mítico grupo de rock U2.

Dadas las habilidades del Hombre Araña, superhéroe que se pasea por los rascacielos con la ayuda de sus hilos, se diseñaron espectaculares acrobacias que dejarían boquiabierto al público. La popularidad del personaje aseguraría las millonarias ganancias del musical en La Gran Manzana y en otras ciudades del mundo.

Cuatro años después, la obra ha hecho méritos para pasar a la historia de Broadway, no por sus hitos, sino por sus, al parecer, inacabables traspiés, a un costo de 65 millones de dólares que, eso sí, la hacen la más cara de las tablas neoyorquinas. De sus ambiciosas acrobacias, lo único que quedaron fueron varios graves accidentes y deudas por 26 millones de dólares, que desataron una crisis financiera y la suspensión de la producción.

El pasado 28 de noviembre comenzó finalmente la temporada de preestreno y desde entonces la crítica no ha dejado de masacrar a la obra: The New York Times dijo que es la más cara, pero también una de las peores. El Washington Post la llamó “estridente e insípido desorden”. Y el New York Post la tildó de “inconsistente y desesperante”. Lo que, por supuesto, no favoreció la taquilla de una producción que requiere de un millón de dólares a la semana para funcionar. Para colmo de males, las funciones debían ser interrumpidas hasta cinco veces por problemas técnicos. Ni la música de los geniales artistas de U2 se salvó de la debacle, pues no le gustó a nadie.

Si normalmente los preestrenos alcanzan en Broadway las 30 funciones, ‘Spider-Man’ ya va en 90, todo un récord. Y el preámbulo parece que se alargará mucho más. Al cierre de esta edición, se daba por hecho un sexto aplazamiento del estreno proyectado para el 15 de marzo, dado que se están haciendo nuevos cambios y se han contratado productores y directores como Paul Bogaev y Philip William, con fama de hacer milagros, lo único que puede salvar este fiasco de 65 millones de dólares.
LO MÁS VISTO