NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Daniela Bohm ¿La novia de Martín Santos?

Eventos

Una hermosa joven caleña ha sido vista de la mano del hijo del Presidente en las últimas semanas. ¿Quién es y qué tan en serio va esa relación? Acá le contamos todos los detalles.
Martín Santos y Daniela Bohm aparecieron en público por primera vez en octubre del año pasado durante la reapertura de una tienda de modas en Bogotá. Foto: Cristina Núñez/10.
Por: 8/2/2011 00:00:00
El pasado 31 de diciembre, hacia las diez de la noche, Martín Santos, el hijo mayor del presidente Juan Manuel Santos, llegó al restaurante del hotel Santa Clara de Cartagena en compañía de una joven que deslumbraba por su belleza y elegancia. Teniendo en cuenta la fascinación que tiene el país con la familia Santos y el éxito de Martín en su generación, la identidad de la mujer que lo acompañaba se convirtió automáticamente en objeto de curiosidad. Se trataba de Daniela Bohm, una joven estudiante de Diseño Industrial en la Universidad de los Andes, perteneciente a una distinguida familia de la sociedad caleña. En razón a que Martín es un hombre muy apuesto y que Daniela es considerada como “el churro” de la universidad, el impacto que produjo la pareja en la temporada navideña fue automático. La presencia de los dos tomó relevancia en el contexto de esas fechas en las que los colombianos procuran compartir con las personas más cercanas.

Aunque la pareja trata en todo momento de evitar ser el centro de atención y pasar en la forma más discreta, mantener un bajo perfil les fue imposible. Y, si bien no dijeron una sola palabra sobre su relación, su lenguaje corporal evidenciaba una química que hacia pensar que podían ir más allá de una simple amistad.

Jet-set confirmó que empezaron a salir hace unos tres meses, gracias a un amigo en común que los presentó ante la insistencia de Martín. Éste era considerado como uno de los parejos más taquilleros de Bogotá mucho antes de que su padre llegara a la Presidencia. Y se le ha calificado simultáneamente tan inteligente y sencillo como alegre y rumbero. Esa combinación no es muy frecuente y si ahora se le suma el aura presidencial, que según sus allegados a él le incómoda, su obsesión de pasar inadvertido va a ser cada vez más difícil de cumplir.

Lo mismo le sucede a Daniela que nunca ha podido pasar inadvertida. Según un amigo de Martín, tan pronto la conoció, exclamó: “Es la mujer más bella que hay en Bogotá”. Y ese concepto no fue considerado muy original, pues toda una generación de caleños y bogotanos parecía pensar lo mismo.

Daniela Bohm nació en Cali, pero hace cinco años se trasladó con sus padres, Ronald Bohm y Carmen Villegas, a Bogotá, donde terminó sus estudios secundarios en el Colegio Hebreo. Su papá nació en el seno de una familia practicante de las escrituras de La Torá, y su mamá, quien era católica, se convirtió a la religión por amor a él.
Después de su grado de bachiller, Daniela se matriculó en la facultad de Diseño Industrial de Los Andes. Allí se ha ganado un respeto como una estudiante “pila” y responsable con verdadera vocación hacia las artes, requisito clave en su carrera.
 
Cuando termine sus estudios, desea adelantar una especialización en Diseño de Modas, actividad que quienes la conocen consideran una de sus grandes pasiones. Ella adora la Alta Costura, y por lo tanto, devora portales en Internet y revistas relacionadas con este tema. Entre sus planes, aunque no son inmediatos, está coger maletas y viajar a Europa, donde espera matricularse en el Instituto Marangoni, uno de los grandes templos académicos de la moda.

En lo que respecta a Martín, desde que el mandatario postuló su nombre a la Presidencia, la prensa lo ha fotografiado sin cesar y lo ha perseguido para entrevistas. Y aunque a él no le gusta ni posar ni dar declaraciones, la cordialidad con que declina esos ofrecimientos le ha granjeado una popularidad en el gremio periodístico y fotográfico.

De él se sabe que, aunque podía haber ido a cualquiera de las mejores universidades del mundo, prefirió quedarse en Colombia para estudiar Derecho. Le incomodan los escoltas, pero se da cuenta de que es un costo necesario, dada su condición.

“Su pinta y su apellido hacen que sea imposible que no aparezca en las páginas sociales”, afirma el columnista Poncho Rentería, uno de los mejores amigos de su padre. Por su parte, la modelo y presentadora Adriana Arboleda dice que “los medios lo han dimensionado con justa causa. No es sólo por ser el hijo del Presidente, sino por ser una persona muy interesante y muy especial”.

Pero para él y para Daniela ha sido difícil acostumbrarse a tanta exposición. Ambos optaron por la prudencia y ni confirman ni niegan su noviazgo. Lo único que los dos reconocen es que se están conociendo y pasándola muy bien.
LO MÁS VISTO