NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Clooney testifica con buen humor en Milán

Eventos

El actor testificó en un juicio por la creación de una línea de moda no autorizada con su nombre, un proceso que, con su presencia y de modo involuntario, la estrella de Hollywood convirtió en todo un espectáculo.
El actor estadounidense George Clooney abandona el Tribunal Penal de Milán, tras ofrecer su testimonio en un juicio con tres imputados por la creación de una línea de moda no autorizada que llevaba su nombre. Foto: EFE
Por: 16/7/2010 00:00:00
Vestido con traje azul oscuro, camisa blanca y corbata oscura con lunares claros, Clooney, quien no perdió el sentido del humor en ningún momento, llegó en torno al mediodía a la Corte milanesa acompañado de su letrada y de varios guardaespaldas y policías, en una multitudinaria y muy fotografiada llegada en la que la estrella repetía: "dejen paso a mi abogada".

Ya dentro del edificio, el juez de la décima sección penal del Tribunal de Milán Pietro Caccialanza invitó a los fotógrafos y a los cámaras de televisión a abandonar la sala, dado que, según dijo en declaraciones que recogen los medios italianos, no es un juicio "de relevancia social".

Desde hace varios días el Tribunal de Milán se preparaba para la recepción del actor en el proceso, que cuenta con tres imputados a los que se les acusa, entre otros delitos, de estafa, falsificación y receptación, por la creación de una marca con el nombre de Clooney para la que aseguran tener autorización de la propia estrella.

Durante su testimonio, que duró algo menos de dos horas, Clooney aseguró no haber firmado ninguno de los documentos incautados a los imputados que aparecen con su supuesta signatura y en los que hipotéticamente daba el consentimiento para crear la marca con su nombre.

"Nunca he sabido nada de esto", comentó el actor ante el tribunal, para después, sonriendo y provocando las risas de los asistentes, negar también que tenga una tarjeta de crédito del banco italiano Intesa Sanpaolo y que haya encargado a Vanja Goffi, una de las acusadas, que pagara los gastos del registro de la marca.

Preguntado por su propia abogada, Grazia María Mantelli, sobre cuáles son las marcas italianas para las que ha prestado su imagen, Clooney citó a la destilería Martini, algo que reconoció que pudiera suscitar risas: "Ok, podéis reír", dijo la estrella a los presentes.

El actor estadounidense, actual pareja de la presentadora de televisión italiana Elisabetta Canalis y propietario de una villa en el entorno del Lago de Como, próximo a Milán, explicó que su presencia en el juicio, en el que se ha constituido como parte civil, se debe a su confianza en el sistema judicial.

"He venido porque creo en el sistema de la ley y porque la gente está usando mi nombre para sacar beneficio no a mi costa, sino a costa de otras personas", comentó Clooney, quien afirmó que el sistema judicial italiano es "muy bueno".

La estrella calificó de "falsas" todas las fotografías que se le presentaron durante la vista, utilizadas para promocionar la marca en cuestión y en las que él aparecía fumando y luciendo prendas que, dijo, nunca ha llevado puestas.

Tal fue el espectáculo creado hoy en la sala 4 del Tribunal de Milán, aseguran los medios italianos, que Clooney, quien irónicamente se dirigió a los acusados con la frase: "Habéis hecho un buen trabajo", tuvo que escuchar preguntas que nada tenían que ver con el juicio, formuladas por la defensa de los imputados.

Entre esas preguntas figuran: "¿No ha mantenido usted nunca una relación con una señora de nombre Mara?", "¿A usted le gusta montar en Harley Davidson?" o "¿Es verdad que quiere presentarse al cargo de presidente de Estados Unidos?".

Tal batería de preguntas y comentarios obligaron al juez Caccialanza, quien al final agradeció a los presentes el silencio respetado durante la vista, a quitarle la palabra en alguna ocasión a uno de los abogados de los imputados.

EFE
LO MÁS VISTO