NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Bajo llave y en Colombia fotos de Berlusconi

Eventos

El fotógrafo Antonello Zappadu guarda en el país un amplio registro fotográfico que registra las andanzas de primer ministro italiano que hoy lo ponen en el ojo del huracán.
De acuerdo con el fotógrafo italiano, casado con una mujer de origen colombiano, las cerca de 5.000 fotografías sobre las andanzas de Silvio Berlusconi, tomadas legalmente en espacios abiertos, están guardadas en una caja fuerte de Colombia. / Foto: Quuen Internacional
Por: 15/4/2010 00:00:00
"Colombia es mi segunda patria", sostiene el fotógrafo, que destapó el escándalo sobre las intimidades de Berlusconi, agravado recientemente por la picante conversación entre el primer ministro con una prostituta de lujo, revelada por el diario L'Espresso.

De acuerdo con el fotógrafo italiano, casado con una mujer de origen colombiano, las cerca de 5.000 fotografías sobre las andanzas de Silvio Berlusconi, tomadas legalmente en espacios abiertos, están guardadas en una caja fuerte de Colombia.

La revelación la hizo durante el lanzamiento del libro "La pesadilla de Berlusconi", escrito por su hermano Salvatore Zappadu, en el que narra su trayectoria profesional.

Zappadu señaló, de acuerdo a registros de agencias internacionales, que durante tres años se dedicó a documentar la vida poco digna e indecorosa del jefe de gobierno en sus festines privados.

"No hay fotos de Berlusconi desnudo”, asegura Zappadu, quien pide sólo libertad para publicar su trabajo.

Algunas de las fotografías, ya publicadas por el diario español El País, muestran jovencitas duchándose al aire libre sin sostén, a hermosas chicas rodeando al primer ministro y políticos desnudos, entre ellos el ex primer ministro checo Mirek Topolanek, que denunció "un montaje".

Zappadu contó también que ofreció un paquete de fotos a la revista italiana Panorama, perteneciente al imperio mediático de Berlusconi, pero la publicación lo denunció por violación de la intimidad e intento de estafa ante la fiscalía, por lo que confiscó las fotos e inició una investigación.

Entre tanto, en tono de broma, el mandatario italiano declaró "no soy un santo", refiriéndose a las presuntas conversaciones suyas con una prostituta.

"No soy un santo, a esta altura ustedes ya lo han descubierto", dijo Berlusconi, sonriente, ante un auditorio de jefes de industria y políticos del norte de Italia durante la inauguración de las obras de una autopista.

A pesar del escándalo la popularidad de Berlusconi en su país se mantiene, al igual que su gabinete.
LO MÁS VISTO