NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

A Sandra Bullock le ponen los cachos

Eventos

Al parecer ni la carismática actriz se ha salvado de la maldición del Oscar. A pocos días de haber ganado su primera estatuilla, se destapa un fuerte escándalo sobre la infidelidad de su esposo.
Sandra Bullock parece haber sufrido "la maldición del Oscar". Foto: Queen Internacional.
Por: 15/4/2010 00:00:00
Una modelo de tatuajes, de nombre Michelle McGee se ha encargado de contar con pelos y señales a importantes publicaciones, sobre la relación íntima que mantuvo con Jesse James, esposo de Bullock.

La modelo de 32 años, afirmó en entrevistas que conoció a James en Los Angeles por cuestiones de negocios, pues estaba interesada en modelar para West Coast Choppers, la empresa de motocicletas de este.

Sandra y Jesse llevan 5 años de casados, y 6 de relación, y hasta ahora es la primera vez que la actriz se vio en la necesidad de abandonar la casa que compartían en California del Sur, cuando comenzaron los rumores.

McGee dijo a la revista In Touch, que tenía relaciones sexuales con James frecuentemente, mientras la actriz se encontraba filmando la película que la hizo ganadora del Oscar “The Blind Side”.

“Terminamos en el sofá. La relación duró 11 meses, de los cuales hubo cinco semanas de sexo", diría a la publicación.

A pesar de la escandalosa confesión Michelle McGee, aseguró que nunca tuvo la intención de afectar a la actriz, "pensé que habían terminado. Nunca lo habría seducido si yo hubiera sabido que él aún estaba casado".

Por ahora Bullock no ha comentado nada sobre la infidelidad de su marido, pero si se ha ausentado del estreno de su reciente película en Londres, argumentando que "Debido a motivos personales imprevistos se me hace imposible viajar al extranjero para apoyar The Blinde Side".

Los encargados de reprocharle a James su desliz han sido los fans de la actriz, quienes a través de Internet han mostrado su descontento.

Justo ahora, en el momento más alto de su carrera, Sandra parece entrar en el grupo de actrices que han visto desmoronar sus relaciones amorosas después de obtener un Oscar.
LO MÁS VISTO