NEWSLETTER

Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Las incomodidades que a todos nos afectan en la mesa

Diana Neira. Consultor de imagen. Especializada en temas de etiqueta, protocolo y relaciones públicas.
Por: Diana Neira15/4/2010 00:00:00
Una buena razón, sí no la principal por la cuál he escrito de tres libros, dos dedicados a los hombres, es ésta:  tanto en mi trabajo, como en mi vida personal, siempre me ha costado trabajo abordar este tema. Siento que el implicado lo toma como una ofensa personal, algo que va directamente enfocado a criticar la manera como fue educado, es más, criado.
De una u otra manera, bien vale la pena mencionar las fallas más comunes que son algo permanente en muchas culturas. Paso a mencionar varias, más con el interés de ayudar, y de una vez por todas establecer las que en todas partes se cometen e igualmente se pueden corregir.

1-Sentarse sin esperar a que el anfitrión indique el lugar seleccionado, según su propio criterio; ésta es una de sus prerrogativas.

2-Dejar la servilleta en la mesa a dónde se ubica, al lado izquierdo del plato. Lo correcto es apenas que uno se sienta, se desdobla, se limpia los labios sin haber comenzado a comer o tomar por sí acaso queda alguna huella de pintalabios( por precaución de cortesía se ha debido retirar antes de pasar a la mesa) y allí permanece hasta volver a levantarse, cuando se deposita a la izquierda, doblada, parecida a como se encontró .

3- Dejar la cuchara metida entre el líquido cuando el recipiente va acompañado de un plato de asiento, cuya misión es además de servir de soporte para el mismo, y también para depositar la cuchara ya sea en reposo( se ubica en el frente superior ) o de lado ( a la derecha) al terminar.

4-Hacer ruido innecesario al tomar, ya sea soplando porque está caliente el líquido, sorbiendo, o golpeando la loza con el cubierto,

5-Servirse con un solo cubierto. Lo correcto es que cada alimento vaya en una sola bandeja y se disponga de dos cubiertos para hacerlo: se usan en el orden en que vengan y se vuelven a depositar uno encima del otro, el más pesado debajo,

6-Escoger la mejor parte, sin pensar en los demás,

7-Comenzar con lo que se vaya sirviendo, en lugar de esperarse a tener todos los alimentos en el plato, para consumirlos todos al tiempo y junto con quiénes compartan la ocasión.

8-Hablar con la boca llena, con la disculpa de que es está en confianza, o abrirla para tomar líquido, sin esperar a que el sólido la haya desocupado

9-Bajar a la comida, el cubierto sube a la boca, no se lleva la boca a la comida, ya que para esto se diseñó.

10-Cortar más de una porción a la vez, ya sea el pan, las proteínas o cualquier otro alimento, se van fraccionando en tamaño pequeño de manera que no sea necesario volver a morder del mismo; sí se le aplica mantequilla es a cada uno, y al cortar, ya sea al emplear el estilo americano o el europeo, se hace lo mismo.

11-Coger el cuchillo por el mango y con la punta levantada, mientras se come: al estilo americano se descansa completamente en el ángulo superior derecho de forma diagonal con el corte hacia adentro, la punta y el mango; solo se deja el extremo por fuera para facilitar el volver a usarlo. Al europeo ambos se usan al tiempo, se descansan igual y se dejan en la posición 4:18 o 6:28, al terminar.

12-Dejar ver los dientes o el alimento mientras se mastica

13- Meterse el dedo a la boca para sacar algo que no se desea, lo correcto es depositarlo en el mismo cubierto y colocarlo a un lado del plato.

14- Hacer sopas, al sumergir el pan en un líquido, o limpiar la salsa con un trozo de pan

15-Comer rápido, y acabar de primeras; en la mesa se comparte todo, inclusive el tiempo, y parte fundamental de hacerlo en compañía, es el guiarse por la velocidad de quién preside,

16-Retirar el plato tan pronto se termina, empujándolo hacia el centro de la mesa, ya sea que uno se sirva o le estén sirviendo, siempre se debe esperar para levantarse y llevarlo a la cocina, o permitir que otros lo hagan.

17-Leer, ver televisión, trabajar en el computador, hablar por teléfono o celular mientras se come: nadie puede hacer dos cosas bien hechas al tiempo. Esta es una de las razones que contribuyen a las enfermedades de colon y estómago tan difundidas mundialmente.


LO MÁS VISTO